Reproducción

Reproducir plantas crasas con esquejes de hojas

Reproducir plantas crasas con esquejes de hojas

Autor:

A continuación veremos una manera sencilla de reproducir plantas crasas. Se trata de multiplicar las plantas mediante esquejes de hojas.

A la hora de reproducir las plantas podemos hacerlo de diferentes maneras: usando semillas, dividiendo la mata, con esquejes, etc. Dependiendo del tipo de planta, será más conveniente usar una técnica que usar otra. En este caso, nos centraremos en las plantas crasas o plantas suculentas y la técnica utilizada será el esqueje de hojas.

Para realizar el esqueje de hojas, hay que tener en cuenta que no se pueden utilizar todas las plantas. Las plantas crasas, las violetas africanas o las begonias rex son las más adecuadas para este tipo de reproducción.

Para llevar a cabo este trabajo lo primero que deberemos hacer es recolectar las hojas. Para ello, vamos a coger las hojas más maduras, que suelen ser las de la parte inferior. Una vez tengamos las hojas, deberemos esperar una media de tres o cuatro días hasta que el punto de intersección de las hojas se seque. Si no dejamos que esta zona se seque, a pesar de plantarla, no enraizarían y se pudrirían.

Después de dejar pasar los 3 o 4 días, podemos comenzar con la plantación. En un recipiente con arena (no usaremos todavía sustrato) vamos insertando las hojas dejando ese punto de intersección un poco introducido en la arena. El recipiente lo dejaremos en un lugar un tanto sombrío y que no incida el sol directamente. Se puede realizar algún riego, pero sin que sea demasiado ya que el exceso de agua generaría que las hojas se pudrieran.

Por último, al pasar mes o mes y medio, los esquejes habrán comenzado a enraizar y observaremos que habrán comenzado a salir brotes nuevos. Es en ese momento cuando se puede realizar el trasplante a tiestos individuales. En este caso, la arena deberá estar mezclada con sustrato.

De esta manera tan sencilla lograremos reproducir las plantas crasas utilizando esquejes de hojas.