Suelos y abonos

Composición del sustrato

Composición del sustrato

Autor:

Vamos a ver cuál es la composición del sustratoUn sustrato es en realidad una mezcla de distintos tipos de componentes, principalmente turba o tierras orgánicas con otra serie de aditivos, que ya está preparado para que lo utilicemos en sus aplicaciones específicas. 

Cuando visitamos un centro de jardinería o vamos a una tienda especializada, en la zona de tierras o sustratos nos encontramos con una amplia gama de productos. Podemos encontrar tierras especiales para geranios, para plantas de flor, rosales, semilleros, bonsáis, cactus, para plantación, en fin, una amplia gama de distintos tipos de sustratos. 

La base de estos sustratos, si son de calidad, es principalmente turba. La turba se extrae de las turberas en piezas con forma de ladrillo. Es una tierra orgánica, muy fibrosa, pero en este estado no nos sirve, hay que triturarla. De esta forma, lo que encontraremos en la mayor parte de los sustratos es turba triturada, turba negra que se suele mezclar también con el compost, tierra orgánica que se obtiene descomponiendo restos vegetales. Como la turba tiene un ph muy bajo, alrededor de 3, una tierra muy ácida, tendremos que neutralizarla. Por ello, estos sustratos tienen un componente que es la cal, que subirá el ph regulándolo de forma adecuada.

Vamos ahora a hablar de otros elementos. Uno de ellos es el abono de liberación lenta, que también se va a mezclar con la turba y el compost. Otro producto que se suele añadir a estos sustratos es la arena. Los sbstratos para semilleros y para bonsáis tienen un mayor porcentaje de arena, ya que darán permeabilidad y porosidad a la tierra. La perlita, que no pesa nada, también se utiliza en algunos sustratos. Tiene la capacidad de absorber la humedad y crea una pequeña reserva de humedad muy interesante a la hora de crear substratos de distintos tipos. 

Por último, hablaremos del Agrosil, un producto que se utiliza para potenciar el desarrollo de las raíces. A la hora de hacer trasplantes, lo primero que deberemos hacer es saber qué tipo de plantas son para utilizar el substratos adecuado en cada caso. Así, conseguiremos los mejores resultados tanto en el jardín como en el interior de nuestras casas.