Razas

Gato Esfinge

Gato Esfinge

Autor:

El esfinge, es una raza de gato procedente de Canadá conocida también por el nombre de Sphynx. Conoce todos las consejos y curiosidades de esta raza de gato tan poco frecuente.

Nombre: Raza de gato Esfinge (Sphynx)
Grupo:
Categoría III (Gatos Pelo Corto, Somalí y Esfinge)
Origen:Canadá
Tamaño: Mediano

Historia del gato Esfinge

Aunque el primer ejemplar de gato esfinge o Sphynx nació en Canadá en el año 1966, esta raza de "gatos sin pelo" ya era conocida en el mundo azteca, donde era venerada. Se han encontrado representaciones datadas en la época Precolombina, en los que se aparecen felinos físicamente parecidos a los que hoy en día conocemos como gatos esfinge.

El Sphynx es el resultado de una mutación natural producida a raíz de un gen recesivo denominado Hr o Alopecia Hereditaria (Hypotrichosis Congenita). Es una raza poco frecuente, debido a que para que nazcan nuevas crías, los progenitores deben ser portadores del gen recesivo que provoca la falta de pelo.

Rasgos físicos del gato Esfinge

La característica principal de este gato es la carencia de pelo alrededor de su cuerpo, si bien es cierto que posee una fina película vellosa y suave al tacto. Habitualmente tiene una poca cantidad de pelo en distintas partes del cuerpo, como la cola, las orejas y las patas. La piel es arrugada en la cabeza y en la zona del cuerpo anterior.

Su cuerpo es robusto y musculoso, de tamaño medio y con un perfil alargado. Por otro lado, la temperatura corporal es más alta que la de otras razas de gatos, para así contrarrestar en cierto modo el "efecto frío" que puede provocarle la ausencia de un pelaje protector

Posee unas orejas de gran tamaño, con una base ancha, rectas y separadas; los ojos son medianos, en forma de limón y de color verde o amarillo; la cola es delgada y alargada; por último, sus patas son delgadas, fuertes y largas.

Comportamiento del Esfinge

Es un gato inteligente, cariñoso y muy juguetón. Se le conoce como el "perro" de los gatos, ya que siempre buscará las muestras de afecto de sus dueños y le encantará que le hagan mimos y caricias.

Es muy sociable, no puede soportar la soledad, con lo que acudirá en busca de compañía si la necesita. Además es muy activo, raramente le encontraremos tumbado en un sofá o quieto. No suele maullar en exceso.

Cuidados del gato Esfinge

En cuanto a la alimentación, la dieta que le debemos proporcionar tiene que ser sana, equilibrada y rica en proteínas (para así regular su temperatura corporal). Le encanta comer y es muy goloso, pero habrá que tener cuidado con lo que le ofrecemos, ya que puede resultarle perjudicial.

Para mantener su higiene corporal sana, habrá que cepillarle con una gamuza. Puede sufrir un exceso de cera en las orejas, con lo que es conveniente limpiárselas de forma regular con unas toallitas. Se recomienda bañarle semanalmente en verano, mientras que en invierno con hacerlo una vez al mes sería suficiente. El champú que utilicemos tendrá que ser adecuado para una piel sensible. Por último, hay que protegerlo del sol cuando éste luzca con fuerza, ya que podrían sufrir quemaduras.