Razas

American Curl

American Curl

Autor:

Descubre al gato American Curl o Curl americano, una raza de gato muy inteligente, curioso y divertido ideal para tener como mascota.

Origen: Estados Unidos
Tamaño: Medio
Grupo: Categoría II (Gatos de pelo semilargo)

Historia del American Curl

El American Curl proviene de de una gata callejera llamada Shulamith que fue recogida en California en 1981 por una pareja de criadores. La gata tenía las orejas curvadas hacia atrás, el rasgo distintivo de la raza. Se realizaron algunos cruces con el Maine Coon y finalmente nació el American Curl, reconocido en 1991 como raza.

Rasgos físicos del American Curl

La principal característica de este felino son sus orejas curvadas hacia atrás y hacia el centro de la cabeza, adornadas con unos pequeños mechones de pelo que salen de su interior. De ahí proviene su nombre "curl" que en inglés significa "rizado".

Las crías nacen con las orejas rectas, que comienzan a enrollarse al cabo de 10 semanas alcanzando el punto máximo a los cuatro meses. El grado de curvatura puede llegar a los 120º. También hay ejemplares de American Curl de orejas rectas.

Es de tamaño mediano, pesa de 3 a 5 kg. y su cola es tan larga como el cuerpo, un poco más ancha en la base. Los ojos, redondos y no demasiado grandes, son de color amarillo o verde, excepto en la variedad color-point (esquema de colores del gato siamés) que tiene los ojos azules.

En cuanto al pelaje, hay dos variedades: corto y semilargo, aunque este último es el más común. El pelo de la cola es más largo y espeso que el resto. Puede ser de distintos colores.

Comportamiento del American Curl

El American Curl es muy equilibrado: ni muy tranquilo ni muy activo. Es muy inteligente, curioso y divertido, nunca se cansa de jugar, ni siquiera durante la vejez. Se adapta muy bien a la vida en el apartamento aunque agradece las salidas frecuentes al exterior. Es muy tolerante con otros animales y de fácil convivencia.

Cuidados del American Curl

Es importante cepillarlo frecuentemente, sobre todo si se trata de un ejemplar de pelo semilargo. Así, además de eliminar los nudos, evitaremos la formación de tricobezoares (bolas de pelo en el aparato digestivo) muy común en las razas de pelo largo.

También es importante examinar sus orejas regularmente y limpiarlas con aceite de parafina, para eliminar la serosidad que suele acumularse en la base.

Tags relacionados gatos razas de gato consejos gato