Otras mascotas

Puma

Puma

Autor:

Puma. El veterinario Jacinto Legarda visita un centro de acogida de animales y conoce la historia de un puma cedido por su dueño por no tener espacio suficiente para este felino salvaje.

En los centros de acogida de animales se encuentran ejemplares de diferentes tipos con problemas para sobrevivir en la naturaleza o cedidos por sus propietarios como el caso de la puma Nala. Fue adquirida legalmente con todos los permisos, pero a medida que fue creciendo empezaron los problemas. El espacio que tenía el propietario era una jaula de 12 metros cuadrados que en un principio cuando era pequeña era suficiente pero al crecer se convirtió en insuficiente. Por ello comenzó a ponerse en contacto con diferentes centros de acogida de animales hasta llegar a este centro.

Los pumas, como la gran mayoría de los felinos, necesitan hacer ejercicio: trepar, hacer carreras, etc. Todo esto resulta imposible hacerlo en jaulas, por ello no es viable tener este tipo de animales como mascota.

Ahora el puma está en un espacio de 400 metros cuadrados y el espacio dispone de varios troncos y pasadizos por los árboles, ya que les encanta trepar por los árboles. También les gusta tomar el sol tumbados en los árboles y hacer carreras por el campo.

A la hora de adquirir una mascota, no basta con adquirirlo legalmente y proporcionalmente unos excelentes cuidados veterinario y excelentes dietas. Hacen faltan unas condiciones adecuadas al tipo de animal que es y no todos los animales se pueden tener como mascota. Un ejemplo de ellos son los felinos salvajes como el puma. 

Tags relacionados animales salvajes