Otras mascotas

Zorro ártico

Zorro ártico

Autor:

El veterinario Jacinto Legarda acude a un centro de acogida de animales para ver el caso de un zorro ártico cedido por su propietario por su fuerte olor. Un ejemplo de porqué no se debe adquirir un animal salvaje como mascota.

El zorro ártico es un animal salvaje que vive en los diferentes países que rodean el Polo ártico: Canada, Alasca, Rusia, Países Nórdicos, etc. En cuanto a los rasgos físicos, encontramos algunas diferencias con el zorro común. El más visible es su pelaje, mucho más denso y de color blanco, que sí tiene pigmentación y melanina por lo que no debe confundirse con un animal albino. Otra diferencia respecto al zorro común es que sus orejas son más pequeñas para no perder mucha temperatura corporal.

En cuanto a la alimentación, son animales que comen muchísimo: carne, pienso y fruta. Son muy comedores y en este caso, al no estar en su hábita natural, esto conlleva más problemas: la obesidad.

Además de estas diferencias respecto al zorro zomún, estos zorros dan bastante olor. Esta fue la razón por la que la persona que había adquirido este animal para tenerlo como mascota, lo llevó al centro de acogida.

Al igual que pasa con la adquisición de otros animales, en este caso el zorro ártico NO es un animal apto para tenerlo en casa. Por ello, cuando vayamos a tener una mascota en nuestro hogar tenemos que tener muy en cuenta el tipo de animal que es y las necesidades que tiene.

Tags relacionados animales salvajes