Más

El caballo como mascota

El caballo como mascota

Autor:

Aunque las mascotas más comunes son los perros y los gatos, hay personas que se decantan por otro gran animal de compañía: el caballo.

¿Y qué supone tener un caballo como mascota? En vez de participar a un nivel medio-alto en competiciones equinas, el objetivo es tenerlo para disfrute propio, salir al monte, pasear y estar a gusto con él.

Podemos instalar al caballo en una hípica, donde se le ofrecen diferentes servicios básicos: un habitáculo donde vivirá, con unas dimensiones de 3x3 metros (sería más que suficiente). Allí le darán de comer 3 veces al día: 2 kg mañana, 2 kg. mediodía y 2 kg. noche, pienso y avena. Además, se le facilitará un bebedero automático, donde se refrescará él mismo cuando tenga sed.

Tareas diarias:

  • Visitarle todos los días, aunque no sea para montar, ir a verle.
  • Cepillarle.
  • Limpiarle los cascos (que no cojan humedad, etc.).
  • Si hay tiempo para montar, que se ejercite en el picadero, que no esté encerrado ya que se aburrirá.

Después de hacer ejercicio sudará y se ensuciará, con lo que habrá que bañarlo y secarlo, experimentando una sensación agradable de masaje, que le permitirá dormir y descansar mejor.

Con el tiempo, se establecerá una relación muy estrecha con el caballo después de todas las atenciones y cuidados que le dispensaremos, y sabrá cuándo le vamos a ir a visitar, reconociéndonos fácilmente.

Tags relacionados caballo mascota