Peces

Killi

Killi

Autor:

Si te gustan los peces, no te pierdas toda la información sobre el pez killi; un pez muy vistoso y llamativo.

Mascota: Pez
Familia: Ciprinidontídeos (Cyprinodontidae)
Grupo: Atheriniformes
Tamaño: 3-7 cm.

Origen y hábitat:

Los peces killis también llamados "carpas dentadas" pertenecen a la familia de los Ciprinidontídeos. Hay una gran variedad de especies y variedades que habitan a lo largo de todo el mundo excepto en Oceanía, el norte de Asia y el Noroeste de Norteamérica.

Aunque habitan en regiones de carácter intertropical también se pueden encontrar especies en climas fríos y moderados. Viven en entornos naturales inestables, en medios acuáticos marginales como charcas, arroyos, embalses,... Son lugares de grandes cambios climatológicos como sequias extremas o fuertes lluvias.

Rasgos físicos y comportamiento:

El cuerpo de la mayoría de los killis tiene forma cilíndrica y mide entre 3 y 7 centímetros, aunque también hay especies de menor y mayor tamaño. Por lo general, todos tienen la boca pequeña y poseen diminutos dientes en las mandíbulas y la faringe. La cabeza suele ser ligeramente plana en la zona superior.

El diformismo sexual (diferencia entre machos y hembras) es notable, sobre todo en el tamaño y en el color. Los machos son más grandes que las hembras y lucen colores fuertes y brillantes, mientras que ellas, de menor tamaño, lucen colores más pálidos y apagados.

Salvo algunas excepciones, los killis suelen vivir en pequeñas poblaciones compuestas por varias hembras y un macho dominante que no permite la presencia de otros machos que puedan convertirse en su competencia.

Acuario:

Los killis no necesitan acuarios de grandes dimensiones, un volumen de 10 ó 15 litros es suficiente para una pareja o un trío. Debe ser más largo y ancho que alto, y preferiblemente de cristal. Es aconsejable que esté provisto de una tapa, sobre todo en el caso de las especies saltarinas. Se pueden incluir algunos troncos y plantas acuáticas que sirvan de refugio, teniendo en cuenta que deben ser resistentes. El musgo de Java, el Microsorium pteropus o las anubias son las plantas más recomendables.

El acuario debe estar dotado de una lámpara fluorescente y un filtro de caja. La temperatura del acuario debe mantenerse entre los 18º y los 26ºC; el Ph debe ser más bien neutro, entre 5.5 y 7, y la dureza alrededor de los 8 dH.

Es importante que el agua no contenga cloro. Para eliminarlo, se puede dejar el agua reposando durante al menos 4 días en uno o varios recipientes hasta que el cloro se evapore.

Para un buen mantenimiento de los killis es necesario cambiar el agua habitualmente para reducir los residuos y bacterias. Se puede realizar un cambio semanalmente, vaciando al menos un 50% del agua del acuario con un sifón y rellenándolo nuevamente con agua limpia sin cloro.

Alimentación:

Estos peces son predominantemente insectívoros. Deben tener una alimentación muy variada y lo mejor es proporcionársela viva: larvas de mosquito, daphnias, moscas de fruta, microgusanos, lombrices...

Observaciones:

Es muy difícil encontrar estos peces a la venta en tiendas. Lo más habitual es obtenerlos gracias al intercambio entre aficionados o por medio de asociaciones como la Sociedad Española de Killis: http://www.sekweb.org/

Tags relacionados killi pez