Peces

Guppy (Poecilia reticulata)

Guppy (Poecilia reticulata)

Autor:

El pez Guppy (Poecilia reticulata), un pez de origen sudamericano y de América central, de pequeño tamaño con unas aletas de colores vivos y variados.

Mascota: Pez
Familia: Pecílidos (Poeciliidae)
Grupo: Cyprinodontiformes
Origen: Sudamérica y América Central
Tamaño: 6 cm.
Acuario: pH 7 a 8 / dGH: 10º a 20º / T 24º a 30 ºC

Historia:

La historia de este pequeño pez en Europa comienza de manos del doctor Robert Guppy, que trajo los primeros ejemplares procedentes de América Central. Además de ser un pez muy apreciado por los acuariófilos, cumple una función muy importante en el ámbito de la sanidad. Y es que gracias a su excelente capacidad de adaptación y a su debilidad por las larvas de mosquito, el guppy está ayudando a erradicar la malaria (enfermedad trasmitida por mosquitos) en numerosos países.

Rasgos físicos:

El guppy es de pequeño tamaño, cuando se hace adulto alcanza los 3 cm. en el caso del macho y 6 cm. en el caso de la hembra. La boca es pequeña y está dirigida hacia arriba, por lo que se considera un pez de aguas superficiales o medias.

Lo más especial de este pez son sus aletas, sobre todo en el caso de los machos. Las aletas dorsal y caudal son muy amplias, de colores vivos y muy variados. La forma de la cola puede tener distintas formas: triángulo, abanico, delta...

El cuerpo del macho es multicolor, pero las hembras suelen tener un color más apagado.

El dimorfismo sexual entre macho y hembra es, por tanto, bastante claro. El macho tiene una coloración más vistosa que la hembra, la cola más desarrollada y su aleta anal se halla transformada en órgano sexual (gonopodio). La hembra suele ser de color blanco plateado uniforme, y es de mayor tamaño.

Comportamiento:

El guppy es un pez muy amistoso, gregario y pacífico. Es preciso que viva en grupo y que haya varias hembras por cada macho. Es muy activo y le encanta nadar a lo largo de todo el acuario. Es una especie fácil de mantener ya que se adapta muy bien a cualquier entorno, aunque lo mejor es criarlo con especies de pequeño tamaño.

Alimentación:

Es omnívoro y prefiere las presas vivas, pero se adapta bien a las escamas y a la comida congelada. En su hábitat natural se alimenta de larvas de mosquito, su comida favorita, por lo que estará encantado si se las ofreces, aunque sea en formato congelado. Cuanto más variada sea su alimentación, más colorido será su aspecto y más sanas sus aletas.

Reproducción:

El guppy es un pez muy prolífico y está considerado como una de las especies que más fácilmente se reproduce en cautividad. La hembra puede traer al mundo alrededor de 50 crías todos los meses que crecen muy rápidamente.

Acuario:

- pH: 7 a 8

- dGH: 10 a 20º

- T: 24 a 30ºC

El mantenimiento del guppy es muy sencillo, es un pez robusto y resistente, lo cual no significa que su mantenimiento deba descuidarse. Se adapta bien a cualquier tipo de acuario, comunitario o específico, aunque lo más recomendable es un acuario amplio para que nade libremente. También se amolda fácilmente a cualquier tipo de agua, pero prefiere aguas semiduras a duras con un pH neutro o ligeramente alcalino y una temperatura de 25ºC.