Peces

Tipos de alimento para peces

Tipos de alimento para peces

Autor:

Conoce los distintos tipos de alimento para peces. Es importante conocer las necesidades alimentarias de nuestros peces así como los cuidados para mantener en perfectas condiciones los alimentos para nuestros peces.

Para alimentar bien a nuestros peces es importante conocer todos los tipos de comida disponibles en el mercado. La variedad es muy importante para que los peces gocen de buena salud, ya que necesitan un amplio número de nutrientes que no pueden obtener de un sólo alimento. Por eso, tendremos que proporcionarles distintos tipos de comida para cubrir todas sus necesidades.

En el mercado podemos encontrar:

- Alimento vivo: El alimento vivo aporta una gran cantidad de nutrientes. No obstante, hay que tener cuidado y elegir muy bien este tipo de comida ya que también pueden ser una fuente de organismos patógenos y, por tanto, de enfermedades. Los alimentos vivos más comunes son la daphnia (pequeños crustáceos conocidos también como pulgas de agua), las larvas de mosquito, los camarones y el tubifex (pequeñas lombrices).

- Alimento seco: es el más conocido. Se vende en distintos formatos (escamas o copos, gránulos, pastillas, barras...) y la composición es diferente según las necesidades. Algunos están compuestos por algas para los peces herbívoros, otros incluyen pequeños crustáceos, para las especies carnívoras, etc. Se puede conseguir en cualquier tienda especializada y generalmente se utiliza como base alimentaria de la mayoría de los peces tropicales, aunque nunca debe convertirse en el único alimento que reciban.

- Alimento liofilizado: Es parecido al seco. Son alimentos deshidratados mediante una técnica especial que les permite conservar todos sus nutrientes.

- Papillas: Este alimento puede ser de fabricación casera o comercial. El alimento se presenta en forma de papilla, después de haber mezclado y batido los ingredientes correspondientes. El único inconveniente es que esta comida ensucia el agua.

- Alimento fresco: Mejillones, gambas, corazón de res... Estos alimentos pueden proporcionarse ocasionalmente en su forma natural, siempre troceados en función del tamaño de los peces. Lo malo es que también contaminan el agua del acuario.

- Alimento congelado: La daphnia, el tubifex o la artemia también se pueden proporcionar congelados. De esta forma, pese a no tener la misma cantidad de nutrientes, evitamos las enfermedades que puedan ocasionar las presas vivas. Este tipo de alimento debe descongelarse antes de dárselo a los peces. Echa un poco de agua de acuario en un recipiente limpio (lo mejor es reservar un vaso para este cometido) y pon ahí el alimento hasta que se haya descongelado. Entonces puedes echarlo en el acuario junto con el agua.

Tags relacionados alimentación peces acuario