Reptiles y anfibios

Escinco argelino (Eumeces algeriensis)

Escinco argelino (Eumeces algeriensis)

Autor:

Ficha del Escinco argelino (Eumeces algeriensis). Información y cuidados del reptil Escinco argelino (Eumeces algeriensis).

Mascota: Reptil
Grupo: Escincidos
Origen: Noroeste de África
Tamaño: 40 cm. De adultos

Procedencia y hábitat:

Hace unos años se llegó a determinar que este tipo de Escinco es una especie aparte. Y es que antes de estas investigaciones se consideraba una subespecie dentro del orden del Eumeces Schneideri.

En la actualidad el escinco argelino está dividido en dos subespecies: Eumeces algeriensis algeriensis y Eumeces algeriensis meridionalis.

Es originario del Noroeste de África (Argelia, Marruecos y Melilla) y su hábitat preferido es el monte bajo, los campos y la zona de matorral.

Rasgos físicos:

La cabeza es grande, de forma cónica. El cuerpo aparece cubierto por escamas suaves y planas, que en esta especie muestran colores amarillentos (en el vientre) y marrones y grisáceos con franjas negras y anaranjadas (en el lomo).

Sus extremidades son pequeñas pero musculosas, perfectas pasa escarbar y desplazarse bajo tierra, algo que hacen muy a menudo.

Comportamiento:

Tienen un carácter amigable con el dueño si se acostumbra a éste, pero prefieren la soledad en el terrario, en la naturaleza son animales solitarios que sólo se relacionan con sus otros congéneres en época de celo.

Si vamos a tener varios ejemplares es recomendable que una sea macho y otro hembra, si metemos dos machos juntos pueden pelear.

La época del año donde presentan una mayor actividad es en primavera que lógicamente coincide con el momento de la reproducción. A lo largo del verano esta actividad va disminuyendo hasta la llegada del invierno. En este punto entran en una fase de letargo que les acompaña en los meses fríos.

Terrario:

Es una especie bastante dura y por lo general se adaptan muy bien a las condiciones en un terrario. Contra más grande sea éste mucho mejor, de unos 200 litros de capacidad sería suficiente, pero si es más amplio nuestra mascota lo agradecerá.

El suelo es recomendable que se compacté al humedecerse, y es que estos reptiles son buenos excavadores y si el sustrato queda suelto pueden morir aplastados. Una mezcla de tierra arcillosa y de arena de obra es además de barato, seguro y eficaz. La capa del suelo tiene que ser de unos 10 cm de espesor. Tendremos que prestar especial atención a la calidad de la tierra, que no tenga pesticidas ni fertilizantes que puedan afectar a la salud de nuestro escinco.

Es conveniente colocar piedras, troncos y escondites para que estos animales puedan esconderse, descansar a diferentes alturas.

La humedad no es una característica muy importante en esta especie y bastaría con pulverizar ocasionalmente el terrario.

Sin duda alguna el factor más importante es la iluminación, ya que el escinco, como el resto de reptiles necesita una temperatura adecuada. Lo mejor es que la temperatura del terrario sea de unos 25 º C y que tenga un punto caliente a unos 38º C. Los periodos de luz deberán de ser de unas 12 horas. El resto del tiempo la temperatura deberá descender hasta los 20º C, simulando las horas nocturnas. Así mismo, es indispensable que dispongamos de una lámpara emisora de UV.

El último factor que vamos a tratar es el de la alimentación. Estos animales comen de todo, aunque lo que más les despierta el apetito son los insectos vivos (grillos, saltamontes, cucarachas), también aceptan frutas (plátano, sandía, melón) y verduras (lechuga, canónigos). De vez en cuando es mejor mezclar estos alimentos con suplementos de calcio y vitaminas.