Reptiles y anfibios

Iguana verde

Iguana verde

Autor:

Si te apasionan los reptiles no te pierdas toda la información sobre la iguana verde.

Mascota: Reptil
Familia: Iguanidae
Grupo: Saurios
Origen: Sudamérica
Tamaño: Hasta 2 metros

Procedencia y hábitat:

La iguana verde es un saurio herbívoro perteneciente a la familia de los iguánidos. La podemos encontrar desde México a Perú, aunque no se sabe por cuánto tiempo ya que debido a la caza y la desaparición de su ecosistema cada día son menos numerosas.

A pesar de que es un animal de costumbres arborícolas es una estupenda nadadora y no es raro encontrarlas en el suelo en busca de alimento o desplazándose de un sitio a otro.

Antes eran abundantes en las selvas de manglares del Pacífico Mexicano pero en la actualidad la densidad de su población es preocupante.

Rasgos físicos:

La iguana verde puede llegar a vivir 16 años. Su cuerpo es robusto y macizo con extremidades largas y fuertes que le permiten escalar. Su cola se va estrechando hasta la punta. El tamaño de ésta suele ser la de dos tercios de la longitud total del animal.

Las escamas que recubren su cuerpo son gruesas y poseen una característica cresta dorsal. Bajo el maxilar inferior han desarrollado una papada que cuando la extienden les ayuda a calentar su cuerpo al sol.

Como muchos reptiles la iguana presenta un pronunciado dimorfismo. El macho es por lo general más grande que la hembra y la cresta dorsal y la papada son más exageradas.

Por otro lado el tamaño de estos animales está íntimamente relacionado con la humedad de su entorno, contra más húmedo sea éste más pueden llegar a crecer.

El color de su cuerpo depende de varios factores. En los especímenes jóvenes suele ser de un verde intenso, mientras que en los adultos estos clores son más apagados.

Comportamiento:

Si se les acostumbra de crías aceptarán sin ningún problema nuestra compañía y nuestro contacto. Aunque tenemos que recordar que son animales gregarios y si vamos a tener a dos ejemplares juntos es mejor que lo hagamos desde que son crías ya que si no podrían surgir feroces luchas territoriales.

Mantenimiento:

El terrario tiene que ser grande y alto, para permitir que nuestra mascota pueda sentirse cómoda.

Además tiene que ir previsto de calefacción para controlar la temperatura del interior, ésta tiene que estar entre los 28ºC y los 35ªC durante el día y debe de bajar a los 18ºC o 22ªC por la noche. Nunca menos de 18ºC ni más de 35ºC.

La iluminación también es fundamental y si no podemos ofrecerles luz solar, lo mejor es que recurramos a los rayos ultra violeta.

En cuanto a la humedad, las iguanas son animales que prefieren una humedad ambiental del 70 al 80 %. Para ello deberemos de rociar con agua el terrario varias veces al día.

El sustrato del que se conforma el suelo debe de ser graba, si es arena fina puede ocasionar problemas de salud en el animal.

Menos importante pero a tener en cuenta es la decoración, si bien no es imprescindible, el que nuestra iguana pueda descansar sobre plantas decorativas, algún tronco o diferentes tipos de rocas la hará sentir más cómoda.

La iguana verde es completamente vegetariana y se recomienda alimentarlas unas cuatro veces a la semana preferentemente al mediodía. Verduras como la lechuga, la escarola, el rábano y los berros, frutas como la pera, el kiwi, la piña, la uva o la manzana y flores como el diente de león, el trébol o la calabaza serán los principales alimentos a incorporar en su dieta.

Tags relacionados iguana reptil terrario