Reptiles y anfibios

Gecko leopardo (Eublepharis macularius)

Gecko leopardo (Eublepharis macularius)

Autor:

Información y consejos sobre el reptil Gecko Leopardo, uno de los lagartos más mansos, y sus distintas variedades de especie.

Mascota: Reptil
Familia: Gecos o gecónidos (Gekkonidae)
Grupo: Squamata
Origen: Oriente Medio
Tamaño: 20 cm.

El gecko leopardo (Eublepharis macularius) es la mascota más común de entre todos los reptiles, debido sobre todo a su resistencia y a su carácter amigable. El nombre Eublepharis ("párpado en latín") indica su principal característica, ya que es una de las pocas especies con párpados móviles.

Proviene de Oriente Medio, principalmente de Irán, Pakistán y Afganistán. Habita en zonas semidesérticas y calurosas con escasa vegetación.

Rasgos físicos:

Este gecko puede llegar a medir en época adulta unos 20 ó 25 centímetros, incluida la cola. Es un lagarto robusto de cuerpo alargado, con la cabeza puntiaguda, ancha en la zona de las sienes.

Sus ojos tienen la pupila vertical y están dotados de párpados móviles, algo muy característico puesto que la mayoría de estas especies carecen de ellos.

La cola es estrecha en la base pero se va ensanchando hasta acabar en punta. Dicho ensanchamiento se debe a que funciona como una reserva de alimento, una despensa de grasas a la que recurre el reptil en épocas de escasez.

Las patas son finas, acabadas en 4 dedos.

Su piel es granulada. En la naturaleza es de color amarillo con puntos negros, pero a raíz de los innumerables cruces realizados, en el mercado se pueden encontrar geckos de múltiples y llamativos colores.

Comportamiento:

Es un animal de costumbres nocturnas. Se alimenta por la noche y descansa durante el día en lugares oscuros (cuevas, piedras, hojas).

Aunque la mayoría de los geckos tienen fama de hostiles, éste en concreto es bastante amigable y se acostumbra con relativa facilidad al ser humano.

Al igual que los geckos de cola de hoja, el leopardo tiene la capacidad de desprenderse de la cola cuando detecta algún peligro, para desviar la atención de su depredador. Más tarde, la cola vuelve a nacer, aunque pierde el color original.

Terrario:

Puesto que proviene de lugares áridos, el terrario debe simular un entorno de este tipo, desértico. El sustrato puede ser de muchos tipos (fibra de coco, turba con arena, gravilla) pero siempre de un tamaño apropiado para que no resulte peligroso si lo ingiere accidentalmente. El cedro y el pino no son aptos, puesto que resultan tóxicos para los geckónidos.

Se puede colocar alguna planta, pero debe ser adecuada para un ambiente seco, es decir, de poco riego y resistente a temperaturas elevadas. También se puede optar por plantas artificiales.

Es una animal terrestre. La mayoría de los geckos tiene la capacidad de trepar por cualquier superficie, incluidas las más lisas, gracias a unas pequeñas láminas adhesivas que tienen en los extremos de las patas. Sin embargo, el leopardo carece de ellas y no es un gran escalador. Por eso, la altura del terrario no tiene demasiada importancia en este caso, mientras que la largura es esencial. Es aconsejable que el receptáculo mida al menos 40 cm. de alto, 50 cm. de fondo y 1 m. de largo. Además debe tener una buena ventilación que se puede conseguir colocando una rejilla en la parte superior del terrario.

El gecko leopardo debe disponer de uno o varios escondites para poder descansar durante el día y realizar la digestión correctamente. Unas piedras colocadas en forma de cueva puede ser suficiente, siempre que estén bien fijadas para evitar accidentes.

La iluminación también es importante, sobre todo los rayos UVA, que servirán para fijar el calcio en los huesos del animal. La temperatura adecuada debe rondar los 25º ó 30º durante el día y unos 20º por la noche.

Alimentación:

Este reptil es insectívoro, se alimenta de grillos, langostas, saltamontes. Es un gran cazador y sólo prestará atención a las presas vivas y en movimiento. Es aconsejable pulverizar los insectos con calcio y vitaminas para complementar su alimentación.

Con un mantenimiento adecuado el gecko leopardo puede vivir de 6 a 18 años.