Reptiles y anfibios

Abandono de tortugas en estanques

Abandono de tortugas en estanques

Autor:

Muchas tortugas son abandonadas por sus dueños en ríos o estanques alterando el ecosistema.

La tortuga de Florida es una especie invasora que está creando graves conflictos en la fauna ibérica. El problema es que se adquieren como mascotas por poco dinero y más tarde los dueños las abandonan.

Este animal puede vivir varias decenas de años llegando hasta los 30 años en condiciones óptimas. Además, alcanza un gran tamaño. Un solo ejemplar necesita una tortuguera o un estanque de aproximadamente 200 l. para que el animal pueda vivir cómodamente durante toda su vida. Este espacio debe contar con una zona cubierta de agua, varias zonas secas, abundante vegetación (ya que las tortugas de Florida son de clima subtropical) y un lugar para cobijarse. Es muy importante que esté expuesta a la luz solar directa, para una buena fijación del calcio en los huesos y para aprovecharse del calor, que acelera su metabolismo.

Teniendo en cuenta los cuidados que necesita esta tortuga y que hay que mantenerla durante aproximadamente 20 años, su adquisición requiere un fuerte compromiso por parte del dueño. Sin embargo, mucha gente decide soltar estas tortugas en ríos, arroyos y lagos, donde se convierte en un grave problema, en una especie invasora que desplaza a la fauna autóctona y altera el ecosistema.

Antes de adquirir una tortuga piénsalo bien, al igual que otras mascotas necesitan un dueño responsable que se encargue de ella. Infórmate sobre sus cuidados y necesidades, así como de sus características. No olvides que se trata de una vida y que su abandono puede suponer graves problemas para ella y, en este caso, también para nuestra fauna.