Alimentación

Cómo usar las golosinas como recompensa

Cómo usar las golosinas como recompensa

Autor:

Las golosinas para perros son un auténtico manjar para nuestro amigo, pero debemos racionarlas correctamente para no dañar su salud.

Los perros suelen insistir con bastante frecuencia para que le regalemos una galleta o un hueso. Hay muchas formas de pedir, algunos lo hacen de forma escandalosa, llorando o ladrando; otros son más sutiles y prefieren hacerlo con una tierna mirada, pero lo malo es que casi siempre consiguen lo que buscan y acabamos cediendo a sus deseos.

Sin embargo, no es nada beneficioso para la salud de nuestros perros ofrecerles golosinas muy a menudo. Al contrario, debemos saber racionarlas correctamente y reservarlas sólo para momentos especiales o para situaciones en las que consideremos que nuestro amigo se lo merece de verdad. La golosina o premio es una recompensa esporádica y no se debe convertir en algo habitual y mucho menos en la base de su alimentación diaria. Siempre hay que tener en cuenta que la cantidad de golosinas nunca debe sobrepasar el 10% de su dieta diaria.

Método educativo con premios

Las golosinas son un método fantástico para educar a nuestro perro, ya que funcionan como premio. Los perros necesitan una motivación que les empuje a obedecer y aprender, y las golosinas son un gran motivador. Es muy sencillo: cuando haga lo que le has enseñado dale su golosina favorita. Así asociará la recompensa con lo que ha hecho, lo verá como algo bueno, y no dudará en volver a hacerlo cuando se lo pidas.

Saber elegir los premios para perros

En el mercado podemos encontrar muchos tipos de golosinas especiales para perros distintos sabores, colores, texturas y formas. Los ingredientes pueden ser muy variados, aunque generalmente el perro prefiere las que incluyen un buen porcentaje de carne.

El tipo y la cantidad dependerá de su tamaño, edad y nivel de actividad. Las golosinas para cachorros, por ejemplo, suelen contener más calcio que aquellas destinadas a perros adultos, ya que el calcio es muy apropiado para la época de crecimiento. Si su nivel de actividad es muy bajo, lo mejor es adquirir golosinas sin azúcar o "light" para evitar el sobrepeso.

También tendremos que tener en cuenta sus gustos particulares y la función de la golosina, ya que algunas están especialmente elaboradas para fortalecer o limpiar la dentadura del animal, otras para combatir el sarro, el mal aliento...

Por otro lado, muchos de estos productos incluyen conservantes, colorantes y otros aditivos que pueden resultar nocivos para la salud del animal. Es el caso de la etoxiquina, por ejemplo, un aditivo perjudicial para los riñones que suele estar presente es algunos piensos y snacks para perros. Por eso, es muy importante informarse bien antes de comprar cualquier producto y leer detenidamente los ingredientes que aparecen en la etiqueta. Si tienes dudas consulta al veterinario.