Alimentación

Alimentación para perros de piel sensible I

Seymour es un Bulldog inglés muy simpático que sufre de picores y rascado excesivo y presenta enrojecimientos en ombligo, patas, labio inferior, trufa y frente.

Los picores son un problema muy común que sufren los perros de piel sensible como el Bulldog inglés. El rascado excesivo puede provocar eritemas o enrojecimientos en distintas partes del cuerpo, según donde se produzca el picor. Los sitios más comunes suelen ser las patas, la tripa y el hocico.

La alimentación específica es una de las opciones para prevenir los picores en perros de piel sensible. Este tipo de alimento suele ser muy rico en salmón, una fuente de proteínas de alta calidad, y ácidos grasos Omega3, que tienen un efecto antinflamatorio que ayuda a prevenir los picores.

No obstante, si ves que tu perro tiende a lamerse y rascarse más de lo normal, no dudes en consultarlo con el veterinario que sabrá cuál es la mejor solución para controlar el problema lo antes posible y prevenir problemas mayores.