Alimentación

Alimentación para cachorros de raza pequeña

A la hora de adquirir o adoptar un cachorro, tenemos que fijarnos en varias aspectos para saber si se trata de un perro sano. Por un lado, tenemos que observar que los ojos no tengan legañas y que la trufa esté sana, sin mucosidades. También es recomendable fijarse en que las orejas estén limpias y el paladar esté cerrado, y no tenga ningún tipo de fisura o agujero. Es también conveniente fijarse en el abdomen, en que la zona del ombligo no esté abultada, y en el ano.

Si observamos que estas condiciones se cumplen y queremos mantener la salud del cachorro durante toda la época de crecimiento, tendremos que ofrecerle un alimento acorde a sus necesidades. 

Los cachorros de raza pequeña como el chihuahua, que no pesan más de 5 kg. de adulto, en 8 meses completan el 100% de su desarrollo. Eso indica que tienen un metabolismo mucho más activo y que, por tanto, el alimento que le proporcionemos debe tener una mayor cantidad de energía. También debe tener calostro, una fuente de inmunoglobulinas muy importante para que el sistema inmunológico del cachorro sea óptimo. Además, ayuda a que las vacunas alcancen todo su potencial, protegiéndoles durante más tiempo y con una alta tasa de anticuerpos, y a que la microflora se equilibre corrigiendo posibles diarreas. 

Por otro lado, los alimentos específicos para cachorros de razas pequeñas, deben tener como ingrediente principal una fuente de proteína fresca. También suelen incorporar ácidos grasos muy importantes para el desarrollo del sistema nervioso, como el DHA.