Consejos

Casas de acogida para perros

Casas de acogida para perros

Autor:

Las casas de acogida son muy importantes para ayudar a recuperarse a animales abandonados o con alguna enfermedad a la espera de una adopción definitiva.

Las casas de acogida son hogares de personas que desinteresadamente ofrecen calor y mimos a animales en problemas. Sirven para recuperar animales, normalmente perros y gatos, temporalmente de alguna situación de abandono o enfermedad. Las mascotas se recuperan más rápidamente de temas de salud en un ambiente casero. Además aprenden a vivir en familia y pueden superar problemas de comportamiento que son más fáciles de controlar en un hogar, una perrera o protectora de animales. Si te gusta ayudar a los animales, ¿has pensado en ofrecer tu hogar como casa de acogida? Muchos animales te lo agradecerán.

¿Qué significa ser casa de acogida?

La protectora de animales 1 de los nuestros explica que ser casa de acogida supone abrir tu hogar, brindar tu amor, tu tiempo, tu cariño durante un período de tiempo corto o largo dependiendo un poco las necesidades de cada uno de los animales o del tiempo que la casa de acogida pueda ofrecer. Lo ideal es que las casas de acogida se encuentren próximas al refugio con el que colaboren, para hacer más llevadero el transporte en caso de visitas necesarias a veterinarios o similares, aunque cada caso es susceptible de estudio según la situación del animal a acoger, de la casa de acogida y de la protectora en ese momento, por eso siempre se valora todo y es posible tener casas de acogida en diferentes comunidades.

Las casas de acogida son la tabla de salvación para muchos de los animales de los refugios hasta su recuperación en períodos cortos o hasta su adopción en periodos quizás más largos. Sin su existencia muchos de estos animales hubiesen muerto y ahora no podrían vivir felices en su nueva familia.

¿Qué animales necesitan casa de acogida?

Los animales que tienen la suerte de ser acogidos, suelen tener unas características y necesidades claras:

  • Los cachorros muy bebés que tienen que tomar biberón.
  • Los cachorros que ya comen por si solos, ellos son activos y necesitan una educación para poder ser un gran compañero y entender que hay unas normas.
  • Los perros mayores o abueletes, estás acogidas suelen ser más largas que las de cachorros y animales convalecientes. Los animales mayores les cuesta mucho habituarse a los cambios, sitios nuevos, compañeros mas jóvenes y activos que ellos mismos... y por su edad, suele ir acompañada una salud delicada, el invierno es un período de peligro para ellos en un refugio, el frío, la humedad.... La ventaja de estos animales es que son muy tranquilos y pese a la edad aprenden muy rápido.
  • Animales enfermos o convalecientes de una operación, estas suelen ser acogidas no muy largas, para la recuperación del animal antes de la entrada nuevamente al refugio, en el caso de castración y esterilizaciones serian por un periodo de unos 15 días máximo.
  • Animales con necesidad de terapia y exceso de amor y confianza, suelen ser perros tímidos o miedosos que provienen de situaciones de maltrato. Son acogidas largas pero muy satisfactorias al ver el progreso del animal.

Las acogidas no tienen ningún coste para las casas de acogida, la protectora corre con todos los gastos que se puedan generar, medicación, veterinarios, alimentación... También hay casas de acogida que en el tema de la alimentación ayuda y ellos pudiendo se encargan.

Y por ultimo viene el adiós...

El ser familia de acogida es uno de los actos más generosos que el ser humano puede realizar. Hay que ser realista y saber que en el momento de la separación del animal, que hemos cuidado y a veces devuelto prácticamente a la vida, es dura, pero hemos de pensar no en nuestro sufrimiento por la separación si no en que gracias a nuestra generosidad hemos logrado recuperar a un animal, estabilizarle, encontrarle un buen hogar, y que ahora tenemos la oportunidad de volver a hacer esta tarea con otro animal necesitado. También muchas de las casas de acogida, que les quieren tanto y han pasado tanto con ellos, deciden no dejarles escapar y adoptarlos definitivamente.

Si decides ser casa de acogida tendrás el apoyo y agradecimiento de la protectora de animales con la que colabores, que te ayudará a que la acogida sea mas fácil si surgen problemas, y te informarán de todos los posibles adoptantes y te harán partícipe en su posible adopción. Se firmara un contrato donde quede constancia de estas condiciones y te informarán de los veterinarios a los que acudir en caso de no localizarles o de urgencia.

En el vídeo...

En este programa Mascoteros recibe una llamada de emergencia avisando de que un perro mastín de gran tamaño anda suelto en la carretera y en malas condiciones. Una vez que el equipo localiza al animal abandonado en la carretera, prueba a acercarse ofreciendo comida al perro para llevarle a la camioneta. El equipo analiiza el estado de salud del perro y observa que está desnutrido, con heridas y gusanos en las orejas. Se lleva el perro al veterinario, viendo al dentadura se sabe que es un perro joven, se le pesa y se pone el bozal para poder explorarlo mejor.

Las heridas en la oreja pueden ser ocasionadas por tener garrapatas u otitis en los oídos. Al rascarse el perro se hace heridas, se infectan y pueden aparecer las moscas que ponen los huevos de los que salen las larvas. El equipo busca urgentemente una casa de acogida disponible para la recuperación del mastín ya que necesita un ambiente limpio para curarse bien, por lo menos, hasta que se le cierren las heridas de las orejas.