Consejos

Responsabilidad con perros potencialmente peligrosos

Responsabilidad con perros potencialmente peligrosos

Autor:

Responsabilidad con perros potencialmente peligrosos. Perros clasificados como potencialmente peligrosos como los Stanford y Rottweiler pueden vivir sin problemas en casa y en sociedad siempre que tengan una buena educación. Ser un dueño responsable es la clave. 

Se denominan perros de razas potencialmente peligrosas porque son unos animales muy fuertes, que aunque no tengan un tamaño o altura a la cruz exagerada como podría ser un dogo, tienen una potente musculatura y, en caso de ser mal entrenados o educados y tener dueños poco responsables podrían suponer un peligro. Todos los que queráis tener un perro de estas características necesitáis tener más de responsabilidad como dueños, invertir en su buena educación desde pequeños para que sea un perro adulto equilibrado.

Los perros considerados como potencialmente peligrosos se caracterizan por una importante dentadura, con una fuerte mandíbula que si malos dueños aprovechan para enseñar a morder o hacer cosas malas pueden ser peligrosa. Estos animales en las casas se suelen comportar de una manera muy tranquila y son cariñosos, a partir de cierta edad, y sobre todo, en el caso de machos no castrados se vuelven algo más agresivos con otros machos y conviene prevenir el problema. En los paseos por la calle el dueño deberá llevarlos con correas y collares fuertes para poder controlarlo y no se rompan si se pone nervioso, además la normativa exige que en lugares públicos los perros tienen que llevar bozal.

Los perros de razas potencialmente peligrosas tienen que ser perfectamente educadas desde pequeñas para que sean obedientes de adultos, y nunca aprovechar su fuerza para fomentar la agresividad en peleas  u otras actividades prohibidas por ley.

Tags relacionados perros educar perro consejos perro