Educación

Cómo educar con clicker

Cómo educar con clicker

Autor:

El entrenamiento con clicker es un método de educación basado en el sistema en positivo, premia las acciones positivas del perro a través de un sonido que el perro asocia con una recompensa.

Numerosos estudios han demostrado que una educación basada en la recompensa es mucho más efectiva que una educación basada en el castigo, que sólo puede conseguir resultados a corto plazo y que conlleva una larga lista de efectos negativos en el animal. Con la educación en positivo, el perro estará siempre predispuesto a realizar la acción que el dueño desea y además lo hará encantado, pues es algo que le reporta una recompensa, algo positivo para él.

¿Qué y cómo usar el clicker?

El clicker es un aparato pequeño de plástico con un botón que acciona una pestañita metálica alojada en el interior. Al presionar el botón la pestaña efectúa un sonido muy característico que el perro, después de un rápido entrenamiento, asocia con algo positivo.

Para conseguir esa asociación y condicionar el clicker en el perro sólo debemos entrenar un par de días, haciendo sonar el clicker varias veces y dándole un premio inmediatamente después de cada click. De esta forma, conseguiremos que el perro identifique el sonido que produce el clicker con algo positivo para él.

¿Qué efecto tiene el clicker?

La efectividad de este aparato reside en su efecto inmediato. Normalmente, cuando queremos premiar o felicitar a nuestro amigo por algo que ha hecho o por haber obedecido alguna orden, no podemos hacerlo en el momento justo en el que ha realizado la acción ya que el perro pasa rápidamente a hacer otras cosas.

De esta forma sólo conseguimos confundirlo, pues no sabe exactamente por qué ha sido premiado. Esta situación cambia con el clicker, pues lo podemos hacer sonar en el mismo momento en el que el perro está realizando la acción que nos complace y enseñarle exactamente qué queremos que haga.

Además el clicker siempre suena igual, con la misma intensidad, el mismo tono y la misma longitud, lo que facilita y permite una total asociación del ruido por parte del perro.