Educación

Evitar ladridos del perro en casa

Evitar ladridos del perro en casa

Autor:

Evitar que el perro ladre cuando se queda solo en casa se consigue con una buena educación. Mascoteros acude a un entrenador especialista para reeducar a un perro ladrador.

El ladrido es un comportamiento natural de los perros. Si tienes que dejar al perro solo en casa y ladra en exceso puede ser por miedo o angustia, una sensación que suelen tener perros muy dependientes del dueño. Si ladra ante algún estímulo concreto como el timbre de la puerta es un símbolo de alerta o de guardia, pero si tu perro ladra mucho puede ser porque no está suficientemente educado. Es mejor prevenir que lamentar, por eso, debes educar al perro antes de que, el no hacerlo, te ocasione problemas con los vecinos. En todo caso siempre se puede reeducar al perro con la ayuda de un especialista para aminorar estos ladridos. 

Un adiestramiento adecuado puede suponer en la mayoría de los casos un buen remedio para los ladridos del perro. Un entrenador puede reeducar al perro para evitar que ladren en exceso, un problema bastante habitual sobre todo en razas de perros dominantes como los terrier. Primero conviene evaluar al perro para ver que conductas hay que eliminar,  para ello se aconseja grabar con una cámara al perro cuando está solo en casapara ver si está tranquilo o alterado, si ladra o no, y según los signos que se detecten se puede determinar las causas que le hacen ladrar al perro como un problema de ansiedad por separación.

Según el problema de comportamiento hay diferentes opciones de tratamiento. Por ejemplo con el timbre se puede desconectar el sonido para evitar que ladre. Un perro cuanto más mayor es más dificilmente se adaptan a los cambios,  por eso si se adoptan medidas como recluirlo en una habitación alejado de la puerta o de la pared que da al vecino podríamos conseguir que no se oiga sus ladridos pero el perro lo pasaría mal. Hay que corregir el problema pero siempre pensando en el bienestar del perro mediante ejercicios, trabajo y paciencia.

  • Para evitar que el perro tenga ansiedad y la manifiesta en forma de ladridos conviene que gaste su energía. Jugar con él o darle un buen paseo diario le ayudará a liberar tensiones y estar más relajado en casa. 
  • Cuando estés con tu perro, premia siempre su estado tranquilo y di un firme "no" cuando ladre para que aprende que esa conducta no es correcta y no la repita cuando esté solo.
  • Acostumbrarle a los sonidos y a que los asocie a algo positivo. Se pueden hacer ejercicios para que el perro adulto a pesar de la edad se acostumbre al timbre y lo toleren mejor. Por ejemplo si ladra cuando tocan al timbre darle un premio para que asocie el timbre a comida.