Higiene

Cómo quitar una garrapata en perros o gatos paso a paso

Cómo quitar una garrapata en perros o gatos paso a paso

Autor:

En esta ocasión os explicamos cómo quitar una garrapata en perros o gatos paso a paso de la forma más sencilla posible.

Las garrapatas son unos parásitos que se alimentan de la sangre de los animales y las personas para sobrevivir. Aunque no comienzan a ingerir la sangre inmediatamente tras la picadura, es importante eliminar las garrapatas tan pronto como sea posible y así evitar que puedan transmitir enfermedades a nuestras mascotas como la babesiosis, la anaplasmosis o la enfermedad de Lyme.  Es más, en cachorros o mascotas de pequeño tamaño una garrapata no detectada a tiempo puede ser letal. 

Cómo detectar las garrapatas

A diferencia de lo que se piensa, las garrapatas pueden estar presentes en casa, por lo que los gatos también pueden verse afectados, aunque lo normal es que los parásitos se encuentren en entornos naturales como bosques, parques o jardines urbanos. Las garrapatas tampoco son estacionales, ya que están activas durante todo el año, siendo los meses de marzo a octubre los de mayor actividad. 

Para detectar las garrapatas es recomendable estar pendiente del animal y hacerle una revisión rápida diariamente, puedes hacerlo por ejemplo todas las noches, para asegurarnos de que no tienen ninguna garrapata encima. Para evitar que nuestras mascotas tengan garrapatas podemos utilizar algunas medidas preventivas antiparasitarias como collares o pipetas que compraremos en el veterinario o tiendas de mascotas. 

Si nuestra mascota tiene garrapatas

Aunque es recomendable acudir al veterinario para extraer las garrapatas y evitar efectos secundarios, también podemos extraerlas con cuidado y visitar al veterinario después para que le eche un vistazo rápido a nuestro animal. 

Para quitar la garrapata en casa puedes seguir los siguientes pasos:

1. Encuentra la cabeza de la garrapata y prepara unas pinzas. En las tiendas encontrarás unas específicas para quitar garrapatas. ¡Nunca lo hagas directamente con las manos!

2. Pinza la cabeza de la garrapata lo más cerca de la piel que puedas ya que si sujetamos el cuerpo este puede partirse y quedarse la cabeza dentro de la mascota.

3. Tira con fuerza, sin girar las pinzas para que no se quede parte del animal pegado a la piel. En caso de que partes de la garrapata se queden incrustadas en la piel quítalas con la pinza.

4. Lava la herida con yodo o alcohol

Eso sí, si la garrapata ha engordado mucho por la sangre que le ha quitado a nuestra mascota es mejor acudir al veterinario por si hubiese contraído el animal alguna enfermedad. Si nuestra mascota vive en un jardín es recomendable cortar el césped y fumigar por si hubiese una plaga de garrapatas.