Salud

Terapia para ancianos con perros

Terapia para ancianos con perros

Autor:

Terapia para ancianos con perros. Estudios han demostrado que los efectos de los animales de compañía en personas de la tercera edad son muy beneficiosos para la salud, tanto físicamente como psicológicamente.

Cuando se acerca la vejez y con ella la soledad, los animales domésticos se convierten en un amigo fiel que además de proporcionar una buena compañía transmiten el afecto y el cariño tan necesarios a esta edad.

Además, los animales ayudan a luchar contra la depresión activando el sentido del humor, estimulan el carácter social de personas con problemas de adaptación o aislamiento, fomentan un sentimiento de utilidad y responsabilidad, reducen la ansiedad, la tensión arterial.Todo ello, hace que la interacción con animales aumente notablemente el bienestar y la calidad de vida de las personas mayores.

Tener alguien a quien cuidar y mimar es un factor muy importante: Llevar al animal a pasear (en el caso de los perros) cuidar de su aspecto, darle de comer, acariciarle, jugar con él. Todas estas actividades sirven de entretenimiento y ayudan a olvidar los problemas, a sentirse útil e importante. Además, realizándolas, los cuidadores realizan un ejercicio extra que les ayuda a mantenerse mejor físicamente.

Los animales más utilizados en este tipo de terapias son los perros. Entre las razas más capacitadas se encuentran el Golden Retriever, el Labrador Retriever, el Collie Barbudo y el Pastor Alemán, animales muy fieles, afectivos y con un carácter muy equilibrado. Los gatos también son muy habituales en las terapias con ancianos, aunque en realidad cualquier mascota puede ayudar a mejorar la salud de los ancianos y aportarles el cariño y la compañía que tanto necesitan.