Salud

Labores de un perro de asistencia

Labores de un perro de asistencia

Autor:

En este vídeo Jacinto Legarda nos mostrará un caso sobre un perro de asistencia en la vida cotidiana de un niño con una enfermedad degenerativa.

Los perros además de ser unos compañeros fieles también son magnificos a la hora de ayudar a personas con alguna discapacidad. En este caso, nos encontramos con un niño llamado Markel que tiene una enfermedad de piel, conocida como piel de mariposa. Esta enfermedad hace que el niño tenga varias dificultades como coger cosas, abrir puertas, etc.

Muchas veces, para estos casos se suelen utilizar perros para ayudar a las personas discapacitadas a poder llevar una vida un poco más cómoda. En el caso de Markel, encontramos una perra labradora de poco más de dos años que ha sido entrenada para ayudarle en su día a dia: le abre las puertas, le recoge objetos del suelo, le ayuda a quitar calcetines, etc.

Estas tareas de adiestramiento se realizan con adiestradores profesionales y en la mayoría de los casos se utilizan perros de raza golden o labrador, ya que son perros fáciles de adiestrar, muy afables y que atraen a la gente.

El proceso es el siguiente: los cachorros a los 2-3 meses se retiran de la madre y pasan a una familia de acogida que cría al cachorro, lo socializa, le acerca a los ruidos y a la calle, ... . Una vez el perro haya crecido, comienza el adiestramiento específico del perro. Una vez adiestrado, el animal como poco tendrá unos 2 años y se entregan a las personas que necesitan este tipo de perros. Al principio se hacen seguimientos cada 15-30 días y poco a poco se dejará de hacer esas revisiones.

Dentro de este tipo de perros de asistencia, encontramos varios tipos: los perros de servicio (para el día a día: ayudan a abrir puertas, recoger objetos,...), los perros señal (para las personas sordas, para avisar de los sonidos) y los perros de servicio para niños con autismo.