Salud

Cómo actuar si tu mascota sufre un atragantamiento

Cómo actuar si tu mascota sufre un atragantamiento

Autor:

¿Sabes qué hacer en caso de que tu perro sufra asfixia por un objeto atragantado que obstruye las vías respiratorias?

Puede pasar que jugando y mordiendo un objeto como un palo o pelota, o comiendo algún alimento como un hueso, se le quede atrapado en la garganta. En caso de atragantamiento el perro veras cómo intenta quitar el objeto con la pata o tiene dificultad para cerrar la boca, suele presentar síntomas de sofocación, jadeo y estiramiento de cuello y cabeza para obtener más oxígeno para respirar. En caso de no obstruir el paso de oxígeno perderá el conocimiento. En estos casos, que no cunda el pánimo y procura actuar con rapidez para evitar un susto mayor.

Cómo actuar si tu mascota sufre un atragantamiento
  • Si las vías respiratorias no están completamente bloqueadas el perro consciente se mostrará sofocado, resoplará y jadeará con fuerza mientras realiza gestos de arcadas. Puede tener dificultad para cerrar la boca e intentar quitar el objeto con la pata, o que él mismo en una arcada expulse el obstáculo, sino intenta quitarle con mucho cuidado el objeto con la mano.
  • Si el objeto ha bloqueado totalmente las vías respiratorias perderá el conocimiento. Sólo en este caso, mientras el corazón sigue latiendo, se realiza la Maniobra de Heimlich al perro para quitarle el objeto de la garganta. Túmbale al perro de costado, ponle las palmas de las manos sobre la última costilla y da 4 empujes rápidos y secos, comprueba la boca para ver si ha expulsado el objeto y repite los empujes hasta que expulse el objeto. 
  • En caso de obstrucción total del paso de oxígeno perderá el conocimiento. Dale respiración artificial y llévale inmediatamente a urgencias veterinarias para que le den ayuda respiratoria y suministren oxígeno.
  • Si no puedes hacer que expulse el objeto acude rápidamente al veterinario porque puede necesitar sedación para extraerle el objeto atascado. 

Para evitar estos sustos lo mejor es prevenir enseñándole a tu mascota a jugar con juguetes especialmente diseñador para ellos que no suponen un peligro como otros objetos o huesos naturales. Practicar el ejercicio de "no tocar" puede ayudar a salvar la situación evitando que suelte el objeto y lo trague con tu orden.