Dieta sana

Navidades sin excesos

Todos queremos disfrutar de unas Navidades sin sustos ni contratiempos y para ello debemos tener en cuenta que, aunque se trate de pocos días al año, no somos inmunes a los excesos. El objetivo es evitar posibles visitas a los servicios de urgencias, tan colapsados por esas fechas.

Las comidas copiosas con exceso de grasas, a la que no estamos acostumbrados, pueden producir diversos trastornos digestivoscomo indigestiones, acidez de estómago o diarreas. También pueden tener consecuencias menos graves pero no menos importantes como el aumento de peso

Es tan importante el papel que tiene la gastronomía dentro de esta celebración que se hace difícil no coger unos kilos. Las comilonas, dulces de navidad y copas de alcohol nos hacen ganar una media de tres kilos que siempre procuramos bajar con los buenos propósitos de año nuevo.

Disfrutar sin pasarse

Para estos días señalados, en la cocina navideña podemos encontrar muchos productos bajos en grasa. En los primeros platos, podemos aprovecharnos de las hortalizas y verduras como el tomate, alcachofa deuprativa, cardo o los berros. Junto con langostinos y algunas frutas haremos ensaladas magníficas. La sopa de pescado o una crema de verduras son elecciones muy aconsejables.

Los platos principales es preferible basarlos en pescados y carnes blancas. El pavo, el besugo o incluso el salmón pueden ayudarnos a confeccionar deliciosos segundos. Los postres podemos realizarlos a base de frutas como la piña, reina de las Navidades, un dulce diurético natural para evitar la retención de líquidos. 

Los dulces navideños son también bastante consumidos en estas fechas. Polvorones, turrones y mazapanes suponen una verdadera para las personas que tienen que cuidarse. Si no abusamos de ellos podemos de darnos el gusto de probarlos, al igual que sucede con las bebidas como los licores.

Consumo de alcohol

Además de la comida, también tenemos que vigilar el consumo excesivo de alcohol, ya que nos puede perjudicar en diferentes aspectos. Todas las personas, tanto sanas como enfermas, deben controlar los excesos de alcohol en estas fechas, ya que sus consecuencias son, en muchos casos, irreparables.

Se recomienda no tomar más de 3 consumiciones alcohólicas en una celebración, y no pasar en ningún caso de las de 5 (4 en el caso de la mujer), puesto que el consumo de gran cantidad de esta sustancia en poco tiempo, aumenta el riesgo de lesiones, intoxicaciones alcohólica agudas o accidentes. Tenemos que prestar mucha atención a la relación entre alcohol y conducción, si bebes no conduzcas.

Entre las bebidas con alcohol mayor graduación que otras, procura elegir las de menos alcohol o sin alcohol. Por salud y si no quieres engordar siempre es preferible beber una copa de vino tinto, una cerveza o un vaso de sidra que tomar un chupito de licor.