Dieta sana

La importancia de un buen desayuno

La importancia de un buen desayuno

Autor:

Desayuno completo. La primera comida del día es la más importante, debe combinar lácteos, pan, cereales y frutas variadas para aportar el 30% de los nutrientes que necesita diariamente el organismo.¡No te las altes!

¿Sabías que si desayunas bien todos los días tu mente y tu cuerpo rendirán el doble? Casi la mitad de los niños y jóvenes, no conocen la importancia del desayuno y una gran mayoría no desayuna de forma adecuada. Entre todos tenemos que cambiar este mal hábito y convertir el desayuno en lo que realmente es: la primera y más importante comida del día. Para adquirir este hábito no hace falta demasiado tiempo: 15 minutos serán suficientes para degustar un nutritivo desayuno.

Tenemos que tener en cuenta que, después de haber estado toda la noche durmiendo sin comer nada, el cuerpo necesita energía y nutrientes para realizar las actividades diarias, como ir al colegio, hacer deporte o trabajar. Sin un buen desayuno no se cubren las necesidades nutricionales de primera hora.

Si tienes hijos, la responsabilidad será aún mayor: no olvides que están en pleno crecimiento y no desayunar de forma adecuada, tendrá consecuencias negativas en su desarrollo. Además, esta primera comida del día, ayuda a controlar el peso: si tus hijos desayunan bien todas las mañanas, conseguirás que no tengan tanta hambre en el colegio, así evitarán el picoteo y, en consecuencia habremos puesto la primera piedra para prevenir la tan temida obesidad infantil.

Otra de las ventajas del desayuno es que aporta glucosa y por tanto, aumenta la concentración y la memoria. También, este componente, provoca alegría y buen humor porque hace que nuestro sistema nervioso funcione correctamente.

En definitiva, recuerda que hay que comenzar el día con una dieta equilibrada y los expertos recomiendan que un buen desayuno debe combinar lácteos, pan, cereales y frutas variadas que aportarán el 30% de los nutrientes que necesita diariamente el organismo. Dedícale tiempo y mimo.