Dieta sana

5 propiedades saludables de la alcachofa

5 propiedades saludables de la alcachofa

Autor:

Amiga del hígado, digestiva y depurativa. La verdura perfecta para luchar contra el colesterol y los kilos de más. ¡Apúntate a la dieta de la alcachofa!

La alcachofa es una excelente fuente de calcio y fósforo aunque también contiene otros minerales como potasio, hierro, magnesio y zinc. Entre las vitaminas destaca la presencia de vitamina B1 además de pequeñas cantidades de vitaminas C, B3, B5 y B6. Entre sus beneficios destaca su acción depurativa y de eliminación de sustancias de deshecho del organismo siendo una excelente verdura para el hígado y para eliminar las grasas y el colesterol.

¿Cómo consumirla? Puedes tomar alcachofas cocidas y beber el líquido resultante que absorve las propiedades de esta verdura y resulta muy depurativo. También puedes hacer un zumo de alcachofa exprimiendo 1 cucharadita de sus hojas finamente cortadas, medio bulbo de hinojo, 4 hojas verdes de diente de león, 4 tallos de apio y medio calabacín, y diluirlo con un poco de agua mineral. Si no es tu verdura favorita puedes aprovecharte de todos sus beneficios con cápsulas de hojas de alcachofa, las encontrarás en farmacias y herbolisterías.

5 propiedades saludables de la alcachofa
  • Depurativa. La alcachofa tiene propiedades depurativas y efecto diurético que promueven la pérdida de peso. Perfecta para evitar la retención de líquidos.
  • Anti-grasas. Favorece la digestión de las grasas y la eliminación de toxinas de nuestro cuerpo. Es un verdura muy adecuada en dietas de adelgazamiento ya que ayuda a perder volumen y su contenido calórico es bastante escaso.
  • Buena para el hígado. Entre las propiedades terapeúticas de la alcachofa destaca su capacidad de regular la formación y salida de bilis. Ejerje acción reguladora sobre el riñón ya que favorece la eliminación de agua y sustancias de deshecho. Por eso esta indicada para todas las enfermedades funcionales y orgánicas de hígado, vesícula biliar y vías biliares así como para los trastornos de los órganos digestivos que de ellas deriven. Una infusión de alcachofa ayuda a que se recupere en caso de padecer alguna enfermedad hepática, como la cirrosis o hepatitis.
  • Digestiva. La alcachofa es rica en fibra por lo que su consumo proporciona sensación de saciedad y actúa como ligero laxante favoreciendo el tránsito intestinal contribuyendo a aliviar o prevenir el estreñimiento.
  • Reduce el colesterol y los triglicéridos. Este efecto se debe a la presencia de cinarina en la alcachofa, una sustancia que actúa evitando la síntesis de endógena de colesterol y lípidos al mismo tiempo que aumenta la excreción biliar de colesterol y su transformación en ácidos biliares.

Casos especiales en el consumo de alcachofa

  • Diabéticos. Las alcachofas están indicadas en la dieta de los diabéticos ya que rebaja el nivel de azúcar de la sangre. Después del agua el componenete mayoritario de la alcachofa son los hidratos de carbono entre los que destcan la presencia de insulina. Ésta da lugar en el organismo a unidades de fructosa, un azúcar asimilable sin necesidad de insulina. 
  • Hipertensos. No resulta muy apropiada para quienes padecen hipertensión ya que su contenido en sodio es elevado en comparación con otros vegetales.