Dieta sana

Avellanas, fruto energético y antioxidante

Avellanas, fruto energético y antioxidante

Autor:

Descubre las propiedades nutricionales y para la salud de las avellanas.

Propiedades nutricionales de las avellanas:

La avellana tiene elevado contenido graso. La mayoría de los lípidos son monoinsaturados, fundamentalmente ácido oleico, aunque también se encuentran pequeñas cantidades de grasa poliinsaturada y saturada. Supone una destacable fuente vegetal de proteínas, y su contenido hídrico es muy bajo. Con todo ello, el valor calórico de la avellana es elevado.

Es una buena fuente mineral. Cabe destacar su contenido en hierro, fósforo, calcio, magnesio, zinc, yodo y potasio. Presenta también diversas vitaminas del grupo B, como B1, B2, B3, B6 y ácido fólico.

  • Propiedades de la avellana (Por 100 gramos)
  • Energía (kcal): 565,88
  • Proteínas (g): 14,10 
  • Grasa (g): 54,40
  • Hidratos de carbono (g): 5,30
  • Colesterol (mg): 0,00
  • Fibra (g): 10,00
  • Vitaminas (Por 100 gramos)
  • Vitamina B1 (mg): 0,30
  • Vitamina B2 (mg): 0,08
  • Vitamina B6 (mg): 0,55
  • Vitamina B12 (µg): 0,00 
  • Vitamina C (mg): trazas
  • Ácido fólico (µg): 110,00
  • Vitamina B3 (mg): 5,90 
  • Vitamina A (µg): 0,00
  • Vitamina D (µg): 0,00 
  • Vitamina E (mg): 21,00
Salud: Los beneficios de las avellanas

Dado su elevado contenido graso, las avellanas son frutos de difícil digestión, principalmente cuando están verdes, aunque este efecto es cuantitativamente menor que el que producen otros frutos secos como las nueces. Por el mismo motivo, están contraindicadas si se padece alguna enfermedad hepática o en casos de gastritis.

A pesar de que la avellana supone una importante fuente de lípicos, éstos están formados en su mayoría por ácidos grasos monoinsaturados, principalmente oleico. Este ácido graso tiene un efecto beneficioso frente a hipertensión arterial , patologías cardiovasculares y elevados niveles de colesterol en sangre, afecciones en las que el consumo de avellanas está permitido.

Al tratarse de un alimento muy energético, no se aconseja su consumo a las personas con problemas de obesidad y que siguen una dieta de adelgazamiento. Por el contrario, las avellanas, al igual que otros frutos secos, constituyen un complemento ideal en la dieta de quienes llevan a cabo una actividad física intensa.

Las avellanas suponen una importante fuente de vitamina E, cuya falta se relaciones con los procesos de envejecimiento. Por ello, es conveniente el aporte de dicha vitamina, que actúa como antioxidante con los radicales libres impidiendo así lesiones en los tejidos corporales.

Ver recetas y postres con avellanas