Dieta sana

Controlar el ácido úrico en Navidad

Controlar el ácido úrico en Navidad

Autor:

Descubre qué alimentos y bebidas están permitidas o prohibidas para personas con problemas de ácido úrico y evitar crisis de gota. Esta Navidad evita sustos en la mesa controlando lo que comes y bebes.

Las Navidades llegan cargadas de comidas y cenas copiosas con platos especiales como mariscos, patés...Si a esos alimentos le sumas las copas de alcohol es un cóctel muy peligroso para las personas con hiperuricemia que pueden tener un subidón de ácido úrico y sufrir una crisis de gota o un cólico.

Las personas con hiperuricemia o niveles elevados de ácido úrico en sangre deben cuidar especialmente su alimentación. El ácido úrico es el deshecho de nitrógeno que elimina el organismo por la orina tras ser filtrado de la sangre por el riñón. La hiperuricemia se produce cuando el resultado final del metabolismo de nitrógeno en sangre está por encima del nivel normal. Suele ser un problema genético que se da más en hombres a partir de los 40 años y también en mujeres tras la menopausia. También es frecuente en personas con sobrepeso, diabetes, hipercolesterol y por abuso del alcohol.

Las crisis de gota aparecen por un exceso de ácido úrico se forman cristales que se depositan en las articulaciones inflamándolas, enrojeciéndose y produciendo dolor. Cuando la concentración se da en losriñones se pueden formar los cáclculos renales produciendo cólicos nefríticos que se manifiestan con un intenso dolor de la zona lumbar a los genitales y también al orinar.

Consejos para controlar el exceso de ácido úrico en Navidad
  • Beber abundante agua, 2 litros al día, para ayudar al organismo a eliminar el material de deshecho.
  • Restringir las bebidas alcohólicas, incluída la cerveza sin alcohol. Sustituir estas bebidas por zumos naturales de fruta, sobre todo, zumo de limón.
  • Evitar los alimentos ricos en purinas, el exceso de ingesta proteica y grasas saturadas:
    • Marisco y huevas de pescado
    • Vísceras (paté, foie, hígado, lengua, sesos, mollejas...)
    • Carnes de caza (conejo, ciervo, jabalí, perdices...).
    • Pescado azul (atún, trucha, salmonetes, boquerones...)
  • Opta mejor por ternera, pavo, pollo y pescado blanco y compensa los días de excesos con una dieta ligera y equilibrada.