Dieta sana

8 razones por las que no consigues adelgazar tu vientre

8 razones por las que no consigues adelgazar tu vientre

Autor:

¿Estás a dieta pero no consigues reducir tu barriga? Te damos 8 posibles razones por las que no consigues adelgazar tu vientre. 

Puede haber diferentes motivos ajenos a los que mencionamos a continuación por los que ciertas personas no consiguen eliminar la grasa de su barriga y que influyen de forma distinta en cada persona. Por ello, es recomendable acudir siempre al médico de cabecera o el nutricionista antes de empezar una dieta de adelgazamiento. Si sigues una dieta adecuada y, aun así, no consigues adelgazar tu vientre te damos a continuación algunos de los motivos más frecuentes por las que no lo logras.

1. No estás haciendo una dieta adecuada

Es importante recordarlo porque, en muchas ocasiones, comenzamos una dieta sin conocer si es la adecuada para nosotros. Tanto el médico de cabecera como un nutricionista pueden ayudarnos con nuestra dieta diaria y lograr así el equilibro no solo para adelgazar, si no para el resto de nuestra vida.

2. No haces ejercicio...

El ejercicio es esencial para perder peso y debe acompañar siempre a las dietas. Salir a correr, andar rápido o montar en bicicleta dos o tres veces por semana te ayudará a perder esos flotadores que tan poco saludables son. Cambia el ascensor por las escaleras, aprovecha los vídeos de nuestra web para aprender a bailar o hacer abdominales. ¡Toda actividad física cuenta!

3. ... o haces los ejercicios erróneos

Cuando el abdomen se acostumbra a algún tipo de ejercicio, lo memoriza, y hace que sea más difícil perder peso con él. ¿La solución? Prueba cosas nuevas. Una nueva tabla de abdominales, practicar natación, un nuevo tipo de baile, pilates… ¡la variedad es inmesa!

4. Tienes más de 40 años

Con la edad es más difícil reducir la grasa del abdomen. ¡Pero no imposible! Tendrás que ser constante y esforzarte un poco más que cuando eras más joven, pero lo conseguirás seguro. 

5. O los niveles de testosterona altos

Los niveles de testosterona altos, como los producidos por los ovarios poliquísticos, producen una hinchazón en la parte central del abdomen. Consulta con tu médico sobre cómo solucionar este problema.

6. Sufres estrés...

Las hormonas que segregamos cuando estamos estresados impiden que adelgacemos. Además, la ansiedad suele llevarnos a picar entre horas o comer productos inadecuados que se van directos al abdomen.

7. ... o duermes mal

La falta de sueño, al igual que el estrés, hace que la pérdida de peso sea más lenta.  Procura descansar lo suficiente y dormir entre siete y ocho horas diarias. 

8. Consumes alimentos procesados

Los alimentos procesados o precocinados no son los más saludables que encontrarás en el supermercado. Opta por productos frescos, cocinados sin grasa, a la plancha o al vapor.