Enforma

Beneficios de caminar con bastón de trekking

Beneficios de caminar con bastón de trekking

Autor:

A la hora de caminar, los bastones de trekking nos ayudan a mejorar la marcha y alivian las articulaciones de las piernas.

Caminar apoyado en bastones específicos es todo un deporte de resistencia que reporta numerosos beneficios para la salud. Se denomina también marcha nórdica pues sus orígenes se remontan a cuando los competidores escandinavos empezaron a utilizar bastones de esquí para entrenar en verano. De esta forma, aumentaban su resistencia y fortalecían la parte superior del cuerpo. Ahora el uso de bastones de trekking se ha extendido y personas en todo el mundo disfrutan de sus beneficios.

Los bastones de trekking -también llamados Jo- son palos lisos, delgados y con una altura desde suelo hasta la axila del caminante. Pueden estar hechos de carbono, de una mezcla de carbono y fibra de vidrio o de aluminio. Estos bastones largos, al contrario que los de menor tamaño, ayudan a enderezar la espalda fortaleciendo los músculos relacionados con la postura y estabilidad de la columna vertebral. Además, al descargar parte del peso corporal en los brazos, alivian enormemente las extremidades inferiores evitando lesiones de rodillas y tobillos y, del mismo modo, ejercitan los brazos y hombros haciéndoles participar activamente, algo que no ocurre con la forma de andar habitual.

Caminar apoyado en un bastón -o en dos- hace participar al 90% de los músculos de nuestro cuerpo, mientras que en la marcha normal solo lo hacen el 60%. También aumenta el consumo de calorías hasta un 45% y, si se practica con cierta asiduidad, puede contribuir a controlar los niveles de colesterol y la presión sanguínea, reducir el estrés y aliviar los dolores de espalda. Si, además, se lleva a cabo en grupo, es una actividad perfecta para socializarse al aire libre a la vez que se hace ejercicio.

Este deporte está especialmente recomendado para personas con desgaste articular -sobre todo personas mayores- o sobrepeso, aunque cualquiera puede beneficiarse de sus ventajas. Por otra parte, la relajación y el masaje en la nuca que produce andar con bastones de trekking son muy apropiados para las personas que sufren espasmos musculares cervicales.

Recomendaciones para usar el bastón de trekking
  • Si se camina con un solo bastón, es conveniente cambiarlo de mano de vez en cuando para repartir el esfuerzo entre los dos brazos.
  • Si se camina con dos bastones, se hace trabajar mejor al cuerpo, pero hay que prestar una atención mayor a la coordinación. Cabe recalcar que el uso desmedido de los dos bastones puede provocarnos un perjuicio en el equilibrio natural al habituarnos a puntos de apoyo adicionales.
  • Llevar el bastón según el tipo de terreno. En terreno llano debe tomarse el bastón a la altura del codo con el brazo doblado en un ángulo recto. Si caminamos cuesta arriba, en cambio, hay que agarrarlo más abajo y hundirlo en la tierra para empujarnos hacia arriba, y cuesta abajo es recomendable asirlo a la altura del hombro y clavarlo por delante del pie para descargar el peso sobre el brazo.