Enforma

Consejos para ejercitarse en el gimnasio

Consejos para ejercitarse en el gimnasio

Autor:

Machacarte puede ser inútil si no usas las máquinas de manera adecuada. ¡Ponte en forma sacando el máximo partido al gimnasio!

Está decidido: el lunes empezarás a ir al gimnasio. Pero, ¿cómo se utilizan esas máquinas tan modernas que prometen ponerte en forma? Muchas personas no consiguen sacarles partido y abandonan al de pocos días, frustrados por la falta de resultados o lo aburrido de la rutina de ejercicios. Así, hasta un 40% dejan de ir al gimnasio tras el primer año y un 70% aguantan tan solo dos años antes de darse por vencidos.

Ponerse en forma es un objetivo que requiere de mucha paciencia y, sobre todo, de unos conocimientos básicos de las máquinas de ejercicios para evitar lesiones y conseguir los resultados deseados. A continuación, te damos algunos consejos para sacar el mayor partido a cuatro de las máquinas más populares del gimnasio.

La cinta de correr

Aumentar la pendiente en la cinta de correr ayuda a mejorar la eficiencia cardiorrespiratoria y la resistencia muscular, pero no debes abusar de este ejercicio. Lo mejor es alternar cada 3-5 minutos tramos en llano con pendientes para una buena tonificación de los músculos e incluso combatir la celulitis.

Debes mantener una posición erguida en la cinta, así evitarás dolores de espalda, y recuerda mirar siempre hacia delante para evitar distraerte y caer. Un entrenamiento demasiado fuerte puede causar fatiga y problemas musculares, al menor síntoma de sobrecarga es recomendable parar.

La bicicleta estática

En el entrenamiento diario no hay nada peor que la rutina y esto también se puede aplicar a la bicicleta estática. Esta máquina ayuda a quemar calorías y endurecer los músculos de brazos, piernas y glúteos, pero no debes pedalear todos los días el mismo tiempo con el mismo nivel de dificultad. Además de aburrirte, no producirá grandes mejoras en tu estado físico.

Para que la bicicleta estática surta efecto, debes ir incrementando el ritmo, con un pedaleo suave durante los primeros 10 segundos y aumentar el ritmo al máximo durante los 20 siguientes. Al igual que con la cinta de correr, debes cuidar tu postura al subirte a la bicicleta para evitar dolores de espalda.

Las pesas

La mayoría de las mujeres huyen de las pesas temiendo perder su femenina figura, pero el desarrollo muscular de las mujeres es mucho más lento que el de los hombres y sus brazos no se desarrollarán tan rápido.

Las pesas ayudan atonificar y definir la figura si se utilizan correctamente. Lo recomendable es hacer 3-6 series de cada ejercicio y no hacer más de 15 repeticiones. Conviene cambiar la frecuencia de los ejercicios para evitar que los músculos se habitúen. Trabajar un mismo grupo muscular más de dos veces por semana puede sobrecargar la zona.

Los remos

El aparato de remo te ofrece un ejercicio muy completo pues hace trabajar el 80% de músculos del cuerpo, sobre todo brazos, bíceps, espalda y abdominales y ayuda a disminuir la frecuencia cardíaca y la presión arterial. Todo esto si sabes cómo utilizarlo, claro.

Cuando trabajes con los remos mantén la espalda erguida para evitar dañar tu espalda y ejercitar esta zona correctamente. El remo es el aparato de ejercicios que más técnica precisa, por lo que es recomendable seguir las instrucciones de un monitor del gimnasio si es la primera vez que vas a trabajar con él. No es recomendable utilizarlo todos los días, 30 minutos una o dos veces a la semana es suficiente.