Enforma

Alimentos para fortalecer los músculos

Alimentos para fortalecer los músculos

Autor:

Si queremos presumir de unos músculos fuertes y bien definidos no es suficiente con ir al gimnasio todos los días. La dieta es muy importante: las proteínas son fundamentales, pero siempre y cuando las combinemos con frutas, vegetales y carbohidratos.

En este artículo vamos a hablar de alimentos que nos van a ayudar a definir nuestra musculatura corporal. Las proteínas de origen animal, como ya hemos comentado, son muy importantes:

- Carne roja: nos aportan proteínas de alta calidad, hierro, zinc y vitamina B12. Hablamos de la ternera, entendida como la carne procedente de la vaca o buey. A poder ser, intentaremos ingerir los cortes más magros y siempre con moderación. De esta forma prevenimos también la anemia

- Pescados ricos en Omega3: estas proteínas magras provenientes sobre todo del pescado azul, ayudan a reducir la grasa del cuerpo y aportan los aminoácidos fundamentales para la producción del músculo y reparación de los tejidos, actuando como antioxidantes y antiinflamatorios

- Huevos: una fuente de proteínas de gran calidad, permitiendo el consumo de proteínas libres cuando separamos la yema de la clara del propio huevo. Posee leucina, que favorece que el músculo utiliza en mayor medida la glucosa, favoreciendo el rendimiento. 

- Cereales: muy importantes. Los cereales integrales son carbohidratos que nos aportan la energía necesaria, además de aportarnos una cantidad importante de fibra. Hablamos principalmente de dos cereales: arroz integral y quinoa. Ayudan a formar el músculo y contienen minerales fundamentales como son el potasio y el hierro. 

- Frutas y hortalizas: destacamos principalmente dos; las espinacas, que gracias a uno de sus componentes, nos ayuda a aumentar en un 20% la capacidad para hacer que el músculo crezca; y la manzana, en la que el ácido ursólico presente en su piel nos ayuda a que nuestro cuerpo queme más calorías. 

- Requesón: proteínas de buena calidad y aporte de potasio, vitamina D y calcio, que favorecen el funcionamiento muscular.

Es evidente que no hay dietas milagro y que lo ideal es consultar con un especialista, en este caso un nutricionista que nos marque los pasos a seguir. Si queremos conseguir un cuerpo musculoso, deberemos combinar el ejercicio con una dieta personalizada por un experto. Y sobre todo, mejor olvidarse de sustancias nocivas para nuestra salud que aceleran el proceso de desarrollo del músculo.