Psico

5 maneras divertidas de enseñar valores

5 maneras divertidas de enseñar valores

Autor:

Una educación didáctica y divertida es una buena mejor forma de enseñar valores a los hijos. ¡Os damos 5 ejemplos!

Como padres solemos escuchar que debemos educar a nuestros hijos con disciplina, supervisarlos y corregirlos, además de que debemos ser un ejemplo perfecto, lo cual puede resultar algo estresante y totalmente agotador. Pero de lo que se habla menos, y es tan importante, es de la necesidad de introducir en la educación la diversión. Puedes enseñar a los niños cosas útiles pero de una forma que sea divertida tanto para ellos como para nosotros.

Los valores familiares y sociales que como padres enseñemos a nuestros hijos, formarán la base de sus futuras decisiones, pero si lo hacemos de forma efectiva y divertida no sentirán que cumplen obligaciones sino que son libres de comportarse de esa manera.

1. Ingenio y creatividad

Sabemos bien que tenemos que dar un buen ejemplo a nuestros hijos, pero eso no significa que tengamos que ser todo rectitud y seriedad, también es necesario introducir la nota de humor e imaginación en las pequeñas cosas de cada día. Puedes llegar a casa y saludar a todos con mucho ánimo imitando voces graciosas, hacer un comentario divertido al dependiente que vende helados a tus hijos, hacer origami con billetes para darlos a la caridad, etc. con esos tres ejemplos ya estás enseñándoles modales, respeto y generosidad. ¡Pon a prueba tu creatividad!

2. Cuentos e historias interesantes

Los niños aman las historias, sobre todo si son sus padres quienas se las leen o cuentan justo antes de dormir, ahora imagínate que con cada historia pudieras enseñarle un valor nuevo a tu hijo, en internet abundan los recursos literarios, pero también es válido que crees tus propias historias, usando personajes queridos de tus hijos en entornos familiares para que de esa forma puedan aplicar lo que aprenden con tus cuentos.

3. Juegos didácticos

Si los maestros y monitores de vacaciones se valen mucho de éste recurso para enseñar a los niños, ¿por qué no los padres para educar? Utiliza estos juegos didácticos para enseñar valores, puedes hacerlo mientras vais en el coche camino al colegio, los fines de semana en casa, o por las tardes para compartir con ellos al tiempo que pasan tiempo de calidad juntos. El mensaje final es jugar a la vez que aprender.

4. Música con mensaje

Las canciones también pueden ser educativas y no necesitas ser Mozart para componer una canción infantil que sirva al objetivo que tienes en mente. Seguramente cuando tus hijos eran bebés inventaste alguna canción para dormir, pues ahora es buen momento para volver a la práctica y escribir unas letras divertidas, educativas y sobre todo pegadizas para que tus hijos conozcan la importancia de los valores y actúen conforme a lo que cantan.

5. Recompensas

Educar en positivo significa premiar el buen comportamiento. Un pequeño truco para que tus hijos quieran hacer cosas buenas es recompensarlos cuando las hacen, al mismo tiempo sabrán que el mal comportamiento no trae recompensas. De esta forma asociarán buen comportamiento con algo positivo. No tiene por qué ser algo material, juega con lo que le gusta o realmente le hace ilusión, como elaborar juntos su postre favorito.

¡Pon en práctica estos consejos y te aseguramos que tendrás una feliz educación!

Tags relacionados salud psicologia niños