Terapias

Tratamiento hidratante anti-estrés

Tratamiento hidratante anti-estrés

Si quieres tener la piel ultra-hidratada además de sumergirte en un ambiente tranquilo y agradable puedes hacerte un tratamiento para la piel en un centro especializado. En sólo 4 pasos conseguirás una piel reluciente.

Se desmaquilla la zona a tratar para que quede totalmente limpia.

Se aplica una loción tonificante. Una vez aplicado el producto se realizan pequeños toques con los dedos para facilitar su penetración y que tonifique el producto aún más. Se deja absorver el producto.

Se prepara la piel para facilitar la penetración de las sustancias del tratamiento.


Vamos a hacer un peeling profundo a base de ácido glicólico, ácido láctico y papaya. Haremos un peeling enzimático que, rebajando la capa cornea para facilitar la penetración, permite franquear el tejido y tener mejor resultado con los tratamientos. Se empieza por las zonas de capa cornea más gruesa desplazando el producto por todo el rostro: mentón, frente, nariz y luego laterales.

La parte biológica conssite en proporcionar a la piel de los principios activos. Haremos un masaje incial en forma de presión y luego otro relajante y descontracturante. Se aplicará un producto concentrado de algas de efecto reductor que al masajear hará presión en la superficie impidiendo que se evaporen los principios activos. Se aplica en las zonas que se quieren reducir con movimientos anticelulíticos, maniobras nudillares o amasamientos.

Para finalizar el tratamiento aplicamos una mascarilla extra-hidratante en cara, cuello y escote.