Maternidad

Detectar la sobreprotección en los niños

Detectar la sobreprotección en los niños

Autor:

La  sobreprotección de los niños, por parte de los padres, puede generar problemas en la educación y madurez de los más pequeños. Te enseñamos las pautas para reconocer la sobreprotección y evitarla.

El ser humano, a la hora de nacer y en sus primeros años de vida, necesita de los cuidados y atenciones de los padres para sobrevivir y llegar a la edad adulta. Está es una de las prioridades de los padres, la educación y crianza de la descendencia hasta que lleguen a ser autónomos.

Sin embargo, en muchas ocasiones esta crianza y protección acaba generando situaciones de sobreprotección, aprender a reconocer esas situaciones y evitarlas ayudarán a una mayor madurez al niño y mejorará sus capacidades en la edad adulta, tanto en la relación con los demás como en la educación de sus futuros hijos.

Esta sobreprotección de los niños por parte de los padres se está dando con más intensidad en los últimos años. Padres que han sido educados en ambientes muy autoritarios y con mucha disciplina tratan ahora de dar a sus hijos unas libertades que pueden llegar a ser perjudiciales. También se da el caso, de padres que centran toda su vida en torno al cuidado del niños siento éstos el centro de todas las actividades. Todas estas situaciones pueden desembocar en episodios de sobreprotección.

Primer paso: ser conscientes del problema

Para poder solucionar y evitar este problema lo primero que debemos saber es ver las situaciones que pueden dar lugar a la sobreprotección:

- Dar cuidados excesivos a los niños

Coger al bebé en brazos siempre que llora, acunarlos en todo momento. En estas situaciones los padres sienten angustia ante el lloro del bebé y tratan de apaciguarlo enseguida. Este tipo de padres suelen ser inseguros y con baja autoestima. Tienen dudas de estar cuidando mal a su hijo. Se siente culpables cuando el bebé esta incomodo.

- Reducir la libertad de los niños y no permiten que se enfrenten a sus temores

En otras ocasiones, los padres impiden que sus hijos realicen actividades, porque piensan que pueden ser peligrosas o inseguras. Limitan las experiencias de los niños para evitar que puedan sufrir algún daño. También es habitual que los padres disculpen los errores de sus hijos o echen la culpa a terceras personas de sus fallos.

- Fomentan las conductas infantiles

Padres que ríen constantemente las gracias de sus hijos, o impiden que ayuden en el hogar o realicen pequeñas tareas aduciendo que son todavía pequeños para llevarlas a cabo.

Estos son algunos de los síntomas que pueden desembocar en que el niño este sobreprotegido y por tanto provoque en él una baja autoestima e inseguridades que harán que, de mayor, no haya conseguido la madurez suficiente para enfrentarse a la vida adulta.

A medida que el niño aprenda a enfrentarse a las dificultades aumentará su seguridad y autoestima lo que también dará seguridad a los padres que se sentirán más tranquilos y satisfechos con sus hijos.

Cómo evitar sobreproteger a los niños

Tags relacionados educación infantil niños