Niños

Miedo a la oscuridad en niños

Miedo a la oscuridad en niños

Autor:

Miedo a la oscuridad en niños. Consejos para ayudar a los pequeños a superar el temor a la oscruidad y tranquilizarles para que puedan dormir tranquilos por la noche al apagar las luces.

El miedo a la oscuridad es un temor habitual en el desarrollo de los niños, afecta a un tercio de los pequeños entre 3 y 5 años y suele alargarse hasta los 8-9 años de edad. Con unas sencillas pautas se les puede ayudar a superar ese miedo para que no se convierta en una fobia mediante pequeños trucos como seguir una rutina tranquilizante antes de dormir o dejar una luz tenue por la noche.

Consejos para superar el miedo infantil a la oscuridad
  • Juegos para quitar el miedo. Realizar actividades divertidas en ambientes de luz con los ojos vendados como la gallinista ciega o al escondite les ayudará de forma gradual a no pasar miedo en la oscuridad. Los juegos se asocian a cosas positivas por eso se pueden aprovechar para jugar a encontrar un objeto y que el niño busque y cea que en los rincones (armario, debajo de la cama o de la puerta) no hay ningún monstruo ni personaje de su imaginación.
  • Habitación infantil con feng shui. El dormitorio de los niños debe tener una disposición y colores relajantes que transmitans eguridad e inviten a la tranquilidad y el descanso. Para evitar una oscuridad absoluta lo mejor es colocar luz de ambiente en aplicaciones en la pared o mediante lámparas que den una iluminación tenue por la noche. Así evitarás tener que encender la luz principal cuando el niño esté asustado ya que esta conducta podría alimentar aún más su miedoa la oscuridad.
  • Rutina relajante para dormir. Establecer una rutina de sueño ayudará al niño a relajarse por la noche. Establece un plan en el mismo horario, todos los días darse un baño, cenar con un vaso de leche y contar un relato que les tranquilicen, antes de apagar la luz. Por ejemplo, leerles un cuento antes de dormir ayuda a relajarse y conciliar el sueño, ayudando a olvidar por la noche su temor a los ruidos, sombras, al monstruo debajo de la cama....Tener su peluche preferido en la cama al que pueda agarrarse también puede ser una ayuda contra el miedo. Para terminar arrópale en al cama que le hará sentir más seguro, dale un beso y dile buenas noches. Estos gestos y palabras dan seguridad y confianza al pequeño para ganar tranquilidad.

Para no alimentar el miedo evita que vea series o programas de televisión de miedo o historias asustadizas. Y nunca utilices como castigo estar en el cuarto a oscuras, puedes casuar un trauma infantil que luego cueste superar.

Tags relacionados psicologia niños