Prevención y cuidados

Otitis en lactantes

La otitis media es la que afecta al compartimento que está por detrás del tímpano. Esta zona de contacto directo con la nariz y la garganta a través de la trompa de Eustaquio, por eso es tan frecuente que después de un catarro aparezca el dolor de oídos.

En los niños, esta relación nariz-garganta-oído es mucho más estrecha. Como el resto del cuerpo, la trompa de Eustaquio no está totalmente formada, y por eso las otitis son más frecuentes.

¿Cómo saber si el lactante tiene dolor de oídos? 

Se puede saber realizando una sencilla maniobra: aprieta ligeramente el pequeño cartílago que se encuentra en la entrada del oído del bebé, si éste se molesta entonces puede haber otitis. 

La otitis puede ser infecciosa o serosa, esta última es una acumulación de líquido. Una otitis tratada correctamente no supone peligro pero si las infecciones son repetidas puede dar lugar a otras complicaciones que hay que evitar como rotura de tímpano, supuración, pérdida de audición o hasta infección por proximidad de huesos como el mastoides.

Aceite de manzanilla contra el dolor de oídos
  • Mezcla 7 flores de manzanilla con dos cucharadas de aceite de oliva en un bote y déjalo macerar durante 7 días. Después, filtra y pásalo a un gotero.
  • En el momento de utilizarlo, templa un poco el bote con agua caliente o con las manos y echa 2-3 gotas directamente sobre los oídos.