Prevención y cuidados

6 consejos para cuidar tus pies

6 consejos para cuidar tus pies

Autor:

¡Mima tus pies a diario! Para que estén sanos sigue esta rutina: lava y exfolia la piel con guante de crin, masajea con crema hidratante y elimina asperezas con piedra pómez.

Consejos para cuidar tus pies
  • Calzado. Los callos, grietas y juanetes son los problemas más frecuentes que suelen sufrir los pies. Aparecen muchas veces por el roce o presión de un mal calzado. Elige siempre zapatos anatómicos que se adapten bien al pie, cómodos, ligeros y flexibles. La suela debe ser fina, de arco rígido, punta redondeada y el tacón no debe superar los 4 cm.
  • Calcetines. Usa calcetines de hilo o de lana y evita las fibras sintéticas que dificultan la circulación y transpiración del pie. Una forma de evitar la sudoración y el mal olor de pies es evitar estos tejidos, mantener limpio el interior de los zapatos y usa antitranspirantes.
  • Realiza ejercicios de pies. Camina por la playa descalza para sentir el masaje de la arena o, en su defecto, por la hierba. También es muy positivo saltar a la comba, hacer rotaciones de tobillo o andar de puntillas. Cuando estés sentada prueba a intentar objetos con los pies.
  • Baño reconfortante. Tras el desgaste del día o de caminar y hacer ejercicio puedes notar especial cansancio y sensación de quemazón en los pies. Por la noche, acostúmbrate a ponerlos a remojo en agua tibia con sales relajantes durante unos minutos. También es muy eficaz meter los pies en parafina caliente, envolverlos en plástico y después en una toalla caliente durante 15 minutos para mantener el calor. Después del baño, sécalos muy bien para evitar la aparición de hongos, elimina impurezas exfoliando la piel con un guante de crin.
  • HidrataciónSi añades a tu crema de cuerpo unas gotas de aceite esencial de menta conseguirás una sensación de frescor extra. Existen productos especiales para pies secos y con durezas que ejercen una doble acción hidratante y suavizante. Aplica la crema con movimientos circulares dando un ligero masaje para estimular la circulación de la zona. La noche es el momento en que se regenera la piel, aprovecha para aplicar un tratamiento natural que consiste en untar los pies con vaselina hidratante e introducirlos en calcetines para dormir, cuando te despiertes estarán muy suaves.
  • Exfoliación. Después de exfoliar e hidratar los pies frota los tobillos, la planta del pie y zonas con durezas con una piedra pómez para un acabado perfecto.

¡Y no olives la pedicura! Retira las cutículas y protege tus uñas con endurecedor para evitar las uñas encarnadas y quebradizas y crezcan más fuertes.

Tags relacionados salud pies cuidados piel