Prevención y cuidados

Glaucoma

Glaucoma

Autor:

Glaucoma, enfermedad ocular grave que es una de las primeras causas de ceguera en mayores de 40 años.

El glaucoma es una enfermedad causada por una elevada presión intraocular que, por compresión, daña el nervio óptico produciendo pérdida de visión e incluso ceguera. La presión dentro del globo ocular aumenta cuando hay exceso de líquido en el interior del globo o que éste no drena correctamente. En España hay en torno a un millón de afectados aunque la mitad lod esconozca. Las revisiones oculares y seguimiento médico de la tensión ocular son fundamentales para detectar el glaucoma.

Causas y síntomas

El glaucoma tiene un importante factor genético y hereditario. Suele aparecer con la edad, su incidencia es superior pasados los 50 años, y es una enfermedad ocular que afecta más en hombres. En su desarrollo son factores de riesgo importantes tener antecedentes familiares de glaucoma, hipertensión ocular y miopía elevada. También puede aparecer derivada de una operación de cataratas o intervención ocular, infecciones en los ojos, o tratamientos con colirios con corticoides o vasoconstrictores sin indicación ni control médico adecuados.

En su inicio el glaucoma no presenta síntomas y puede pasar desapercibido. Se detecta por una alta presión intraocular y, conforme avanza la enfermedad, se notará pérdida de visión lateral y en caso de afectar al nervio óptico perder visión central y derivar en ceguera total. Puede darse visión borrosa, enrojecimiento y dolor ocular. Personas con antecedentes, presión intraocular elevada y diabetes deben acudir anualmente al oftalmólogo para realizarse un exámen completo.

Tratamiento

El glaucoma es una enfermedad que se puede estabilizar gracias a un seguimiento adecuado y tratamiento médico con colirios. Un método que puede complementarse con intervenciones de cirugía o láser para frenar los daños en la retina y nervio óptico.

Soluciones naturales para cuidar tu vista y la presión ocular

  • Infusiones para los ojos. Aplícate sobre los párpados de los ojos una  infusión de manzanilla, hinojo, saúco y eufrasia. Alivia y relaja la tensión ocular.
  • Dieta antioxidante. Para el glaucoma se recomiendan altas dosis de vitamina C y bioflavonoides, betacaroteno, vitamina B1 y Rutina. Apúntate a los zumos de zanahoria y arándano azul, estupendos para la vista.
  • Evitar forzar la vista y realizar ejercicios con los ojos para relajarlos.