Prevención y cuidados

Neumonía o pulmonía en adultos

Neumonía o pulmonía en adultos

Autor:

La neumonía o pulmonía es una infección respiratoria que afecta a los tejidos de los pulmones.  Se produce normalmente por un virus o bacteria. 

La neumonía en adultos suele estar causada por un virus o bacteria que provoca la infección de los pulmones, evitando al enfermo respirar con normalidad. Los síntomas más comunes son:

  • Fiebre
  • Dolor de pecho o costado que aumenta al respirar
  • Sensación de dificultad para respirar
  • Tos y flemas
  • Dolor de cuerpo, cansancio y malestar general
  • Dolor de cabeza

La neumonía es una enfermedad que requiere de diagnóstico médico por lo que deberás acudir a tu médico de cabecera para comenzar el tratamiento. Normalmente se cura con antibiótico en casa y solo de forma ocasional requiere hospitalización. Los médicos recomiendan para su tratamiento, además del antibiótico para combatir la infección:

  • Reposo
  • No fumar ni permanecer en ambientes cargados de humo o polvo
  • Evitar el frío y los cambios bruscos de temperatura
  • Ingesta abundante de líquidos
  • Antitérmicos-analgésicos, como el paracetamol, en caso de fiebre y dolor
  • Ocasionalmente sustancias para ayudar a expulsar las flemas o para evitar la tos

Habitualmente la neumonía mejora en dos o tres días, aunque tarda alrededor de 7 a 10 días en resolverse. Las autoridades sanitarias advierten que se tiene que tomar el tratamiento antibiótico completo, aunque nos encontremos mejor, y mantener las recomendaciones de los sanitarios hasta que se cure. 

Es recomendable volver a consultar al médico si la fiebre persiste a pesar del tratamiento, aumenta la dificultad respiratoria o se siente confusión mental, aletargamiento o deterioro del estado general. En todo caso, se debe volver al médico al de 48-72 horas para reevaluar la situación y ver cómo evoluciona la enfermedad.

Neumonía o pulmonía en adultos

Tags relacionados neumonía pulmonía salud