Prevención y cuidados

Consejos para protegerte del calor

Consejos para protegerte del calor

Autor:

¿Cómo actuar ante una ola de calor? Aprende cómo protegerte ante las subida de temperaturas y evitar sufrir un golpe de calor.

El calor no afecta a todos por igual. Algunas personas son más vulnerables como los niños y personas mayores, con sobrepeso, discapacidades o enfermedades (enfermedad cardiovascular, cerebrovascular, respiratoria, renal, neurológica, diabetes, encamados) o tomando medicamentos (anticolinérgicos, antihistamínicos, fenotiazinas, anfetaminas, psicofármacos, diuréticos, betabloqueantes, anticonceptivos). ¡Ayuda a las personas más vulnerables de tu entorno!

¿Cómo nos afecta el calor? Cuando hace calor y en condiciones normales, el termómetro interno de nuestro organismo produce sudor, que se evapora y refresca el cuerpo. Sin embargo, los días de calor intenso obligan al cuerpo humano a un esfuerzo de adaptación para mantener la temperatura corporal normal. Estas altas temperaturas pueden tener efectos negativos sobre la salud como debilidad, fatiga, dolor de cabeza, falta de apetito, insomnio o calambres. Este esfuerzo es mayor durante una primera ola de calor: ya que el cuerpo aún no está acostumbrado a las altas temperaturas, cuando el calor es continuo durante todo el día y se mantiene durante varios días, y cuando la humedad es muy alta y no hay viento.

Cruz Roja Española nos habla sobre 5 cuidados para protegernos ante una ola de calor.

Cuidados en el exterior:

  • Si tienes que permanecer en el exterior, procura estar en la sombra.
  • Si puedes, evita las actividades en el exterior en las horas centrales del día, sobre todo, si son intensas.
  • Si tienes que hacer actividades en el exterior durante las horas de calor no olvide descansar, protegerse del sol y refrescarse (bebe líquidos, protege la cabeza, utiliza un abanico…)

Cuidados en el hogar:

  • Permanece en las estancias más frescas.
  • Baja las persianas, toldos, cortinas…. evitando que el sol entre directamente.
  • Los aparatos de aire acondicionado refrigeran el aire, manteniendo una temperatura y humedad constantes en un recinto aislado. Mantén cerradas puertas y ventanas.

Cuidados en el vehículo:

  • Nunca dejes a los niños ni personas mayores en el interior de un vehículo cerrado.
  • Si viajas con personas vulnerables preste especial atención a los cambios bruscos de temperatura que se producen al entrar y salir del vehículo y que pueden afectar a los pasajeros del mismo. Tomando las precauciones necesarias; aumentar progresivamente la temperatura del interior del mismo.
  • Prevén y lleva líquidos para hidratarse.

Cuidados a nivel personal:

  • Intenta refrescarse de forma continua (tomar una ducha o un baño…).
  • Usa ropa ligera, no apretada y de colores claros.
  • Utiliza un calzado fresco, cómodo y que transpire
  • Protege tu cabeza con sombreros o pañuelos.

Cuidados en las comidas:

  • Haz comidas ligeras que la ayuden a reponer las sales perdidas por el sudor (que contengan ensaladas, frutas, verduras, gazpachos o zumos)
  • Bebe líquidos en abundancia (agua, zumos,..) siempre que no exista contraindicación médica.

Si tienes algún problema de salud consulta con su médico acerca de las medidas suplementarias que debe adoptar si padece alguna enfermedad de riesgo. Sigue tomando tus medicamentos y no te automediques. Si se encuentra mal, para la actividad que estés haciendo, intenta situarte en un sitio fresco y pide ayuda para evitar sufrir un golpe de calor.

Tags relacionados salud prevención salud en verano