Primeros auxilios

Uso de desfibrilador pediátrico

Uso de desfibrilador pediátrico

Autor:

Los desfibriladores pediátricos son máquinas que pueden utilizarse para reanimar el corazón de un niño. A continuación os damos más información sobre ellos.

Lo ideal es utilizar un desfibrilador pediátrco para los niños de uno a 8 años. No pueden utilizarse en bebés menores de un año. También se puede usar una máquina de adultos con parches pediátricos en niños mayores de 8 años.

Siempre debes empezar por el boca a boca y el masaje cardíaco y seguir las instrucciones que figuran en el desfibrilador. Si el niño empieza a respirar deja los parches pegados y colócale en posición de recuperación.

Cómo se usa un desfibrilador pediátrico
  • Pon el desfibrilador al lado del niño, conéctalo y saca los parches. Asegúrate de que están conectados a la máquina.
  • Coloca los parches sobre el pecho del niño. Sigue las instrucciones: retira el papel que los protege y coloca uno de los parches en la parte superior derecha del pecho del niño y el otro en la parte inferior izquierda.
  • Una vez que has colocado los parches, apártate del niño y asegúrate de que nadie lo está tocando. El desfibrilador analizará su corazón y puede recomendar eectuar una descarga. Escucha los mensajes dados por la máquina.
Si la descargar es recomendada
  • La máquina empezará a cargarse (asegúrate de que nadie está tocando al niño).
  • Presiona el botón de descarga cuando la máquina te lo indique.
  • Continúa con los masajes cardíacos y la respiración boca a boca hasta que la máquina te indique parar.
  • La máquina reanalizará al niño.
Si la descargar no es recomendada
  • Continúa la respiración boca a boca y los masajes cardíacos hasta que la máquina te indique que pares (al cabo de unos minutos).
  • La máquina reanalizará al niño.