Remedios naturales

Té blanco

Té blanco

Autor:

Se le conoce como el té de la belleza gracias a su gran poder antioxidante y rejuvenecedor. ¡Apúntate al té blanco!

Poderoso antioxidante. Es el té antioxidante por excelencia. El té blanco es un anti-edad más poderoso que el té verde, tiene el triple de polifenoles y catequinas, potentes antioxidantes que actúan contra los radicales libres y fortalece las defensas del cuerpo. Previenen de la oxidación celular y del riesgo derivado de padecer cáncer. Una infusión de té blanco es incluso más poderosa que fuentes de vitamina como un zumo natural de naranja. 

Rejuvenece a la vez que protege la piel de agentes externos como la exposición solar y células malignas que provocan el cáncer de piel.

Adelgazante. Si además de guapa quierres reducir grasa corporal el té blanco puede ser de gran ayuda. Gracias a su acción activa que acelera el metabolismo, ayuda a quemar grasas. Además es diurético y depurativo por lo que ayuda a eliminar la retención de líquidos.

Amigo del corazón. Ayuda a regular la presión sanguínea, disminuye el riesgo de enfermedades cardiovasculares y de padecer un infarto. Además, reduce el colesterol.

Estimulante y antibiótico. Activa las defensas del cuerpo previniendo de infecciones. Estimula el rendimiento mental además de combatir el cansancio sin alterar el sueño ya que es el tipo de té que menos cafeína tiene.

Digestivo. Ayuda a digerir alimentos grasos y activa las secreciones digestivas mejorando el tránsito intestinal.