Remedios naturales

Lombrices

Lombrices

Combate los parásitos intestinales con remedios naturales vermífugos como las pipas de calabaza.

Cuando los niños están insoportables, con el sueño inquieto, la cama revuelta y se tocan mucho la nariz (no hurgándose sino tocándose) y por la noche le chirrían los dientes en la cama y hacen ruido como si no pudieran respirar bien  pueden ser síntomas de que tienen lombrices.

Se llaman lombrices a los oxiuros, unos gusanitos blancos de 0,5 a 1 cm de longitud que viven en el intestino grueso. Se contagian por la ingesta involuntaria de los huevos. Durante la noche, las lombrices adultas migran hacia la zona perianal para poner huevos, causando picor, y la persona con parásitos puede rascarse y así ingerir los huevos inconscientemente, contribuyendo la ciclo y reinfectándose. Además, el picor puede producir heridas por rascado que en la zona perianal se infectan con mucha facilidad. También es bastante sencillo contagiarse si no es estricto con la higiene de manos, al compartir juguetes, ropa, inodoro, etc.

Desde el contagio hasta la aparición de los síntomas pueden pasar de 2 a 4 semanas, que es lo que dura el ciclo desde el huevo hasta la edad adulta del oxiuro y se manifiesta con picor perianal durante la noche. Por eso conviene repetir el tratamiento 2 semanas después para eliminar los gusanos que se hayan podido desarrollar a partir de los huevos que ya estaban en el tubo digestivo.

EVITAR EL CONTAGIO EN CASA

Una vez que se detectan las lombrices en un miembro de la familia es muy aconsejable tratar a todos los miembros del hogar para eliminarlos mejor y evitar reinfestaciones. Como tratamiento general podemos una dieta natural muy rica en vitaminas junto con baños de sol y aire puro. Se recomienda consumir cebollas en abundancia, zanahorias, nueces, fresas y especialmente ajos por ser potentes vermífugos. Además hay que lavar con frecuencia las frutas y verduras y tener cuidado de no beber agua de cualquier fuente.

Remedios:

  • Pipas de calabaza. Pela y machaca 60 g de pipas de calabaza sin tostar, cuidado de que no se desprenda una película verdosa que recubre las pipas una vez abiertas ya que en esa piel está la sustancia que hará que salgan las lombrices. Añade las pipas a un vaso de leche vegetal, mézclalo bien y tómalo por la mañana en ayunas y sin haber cenado la noche anterior. Pasadas 2 horas toma 4-5 cucharadas de aceite de ricino que hace la función de laxante. Deja que pasen 2-3 horas antes de tomar el almuerzo. Este remedio es inofensivo y se puede usar las veces que se quiera, los niños menores de 7 años deben tomar la mitad de la dosis. También puedes dar a los niños un puñadito de pipas de calabaza enteras peladas (sin tostar) o ligeramente machacadas dos veces al día, o añadirlas a las ensaladas, en macedonias de frutas o mezclarlas con un poco de miel para endulzarlas y hacer que se las tomen más facilmente.
  • Leche de ajos. Aplasta 6 dientes de ajo, uno a uno sin pelarlos, con un cuchillo. Añade estos dientes a un vaso de leche vegetal y deja que repose toda la noche. Para endulzar el sabor puedes añadirle 1 o 2 cucharadas de miel o melaza ya que la leche tendrá un sabor fuerte. Tómalo en ayunas en un período de 9 días, el 1º, 6º y 9º días.