Remedios naturales

Baño de calor con jengibre y enebro para relajar tus pies

Baño de calor con jengibre y enebro para relajar tus pies

Autor:

Un remedio con jengibre y enebro para relajar tus pies. ¿Tienes los pies helados? Date un baño reconfortante calorífico de jengibre y enebro.

El 85% del calor corporal se escapa por la cabeza y los pies, éstos últimos tienen una circulación sanguínea más pobre y se enfrían antes. Con este baño calorífero conseguirás calentar el cuerpo entero desde los pies y estimular la circulación.

El jengibre tiene una larga tradición de usos por su acción calorífera, mientras que el enebro es estimulante y los clavos tienen propiedades analgésicas leves. Las aromáticas hojas de laurel y la cáscara de naranja que se incluyen en esta mezcla terapéutica deleitan los sentidos mientras se tienen los pies en remojo.

Ingredientes del baño de calor con jengibre y enebro para relajar tus pies:

  • 1 cucharada de escaramujo seco
  • 2 cucharadas de hibisco seco
  • 1 cucharadita de clavos de olor
  • 1 cucharadita de bayas de enebro
  • 3 hojas de laurel desmenuzadas
  • 1 cucharadita de cáscara de naranja fresca o seca
  • 3 gotas de aceite esencial de jengibre

Método:

  • Coloca todos los ingredientes en una bolsa de muselina o una estopilla y vete removiéndola dentro de un barreño con agua hervida.
  • Al cabo de 10 minutos añade agua fría para que el baño tenga una temperatura agradable pero no excesivamente caliente.
  • Sumerge los pies en el líquido durante un rato hasta que se haya enfriado el agua. Notarás como tu cuerpo se va calentando de una forma muy agradable.