Remedios naturales

Aquilea, planta medicinal astringente y anticatarral

Aquilea, planta medicinal astringente y anticatarral

Autor:

La Aquilea es una planta medicinal con excelentes propiedades astringentes y anticatarrales. ¡Descúbrelas!

Nativa de Europa y Oriente Próximo, la aquilea es una planta utilizada tradicionalmente para curar heridas, aunque en Alemania y los países nórdicos se usó antaño como alternativa al lúpulo en la fabricación de cerveza. Está ampliamente extendida por América del Norte, Nueva Zelanda y Australia. En la actualidad se valora por sus propiedades astringentes y anticatarrales, y se utiliza en remedios para los resfriados y problemas urinarios.

Partes utilizadas: Hojas, flores, aceite esencial.

Componentes principales: Aceite volátil, ácido isovaleriánico, asparagina, ácido salicílico, esteroles, flavonoides.

Acciones: Astringente, diaforética, vasodilatador periférico, estimulante digestiva, reguladora menstrual, febrífuga. Su aceite esencial es antiinflamatoria y antialergénica.

Cómo utilizar la aquilea:
  • Infusión. Toma una taza de infusión 3 veces al día para estimular la sudoración y reducir la fiebre. La aquilea combina bien con la flor de saúco y la menta piperita para los resfriados comunes. Una taza abre el apetito.
  • Tintura. Utiliza 1-2 ml (20-40 gotas) 3 veces al día, combinadas con hierbas como la grama y el buchú para los problemas urinarios.
  • Hojas verdes. Una hoja insertada en el orificio nasal detiene las hemorragias inflamadas.
  • Ungüento. Para cortes menores y rasguños. Sus hojas se utilizaban en emplastos para estimular la formación de coágulos en el tratamiento de las heridas de guerra 
  • Aceite de masaje. Añade 10 gotas de aceite esencial de aquilea a 25 ml (5 cucharillas) de aceite infuso de hipérico para frotar sobre las articulaciones inflamadas.
  • Inhalaciones. Utiliza una cucharada de flores frescas en agua hirviendo para aliviar los síntomas de la fiebre del heno. Inhalar el vapor durante al menos 2-3 minutos.

* Advertencia: En algunos casos la aquilea puede producir irritaciones en la piel y su uso prolongado puede aumentar la fotosensibilidad de la piel. Evitar durante el embarazo.

Si quieres cultivar la aquilea en casa...

La aquilea es una planta muy aromática, una mata resistente, perenne y de un tamaño de 5-12 cm. Se aconseja cultivarla en suelo bien drenado a pleno sol aunque tolera gran variedad de condiciones. Planta las semillas en primavera, y su propagación mediante la división de la raíz se recomienda en primavera u otoño, es muy colonizadora. Las hojas y el sólido tallo se pueden recolectar juntos en verano y las flores blancas cuando aparezcan que suele ser a principios de verano hasta finales de otoño.

Características de la aquilea: 
Localización:

Se suele encontrar en praderas, setos y la hierba de los prados de toda  Europa.

Recolección:

Las hojas y las partes aéreas en verano, y las flores cuando aparezcan.

Flores de la aquilea:

Sus flores blancas, a veces moteadas de rosa y de aroma almizclado, aparecen de principios de verano hasta finales de otoño.

Hojas:

Sus hojas lanceoladas se utilizaban en emplastos para estimular la formación de coágulos en el tratamiento de las heridas de guerra y en hemorragias severas.

El tallo:

Su sólido tallo y sus hojas se pueden recolectar juntos en verano. Toda la planta es muy aromática.

Habitat de crecimiento:

La aquilea tiene una mata resistente, perenne y de una extensión de entre 5 a 20 cm.