Remedios naturales

Cimífuga, planta medicinal antiinflamatoria

Cimífuga, planta medicinal antiinflamatoria

Autor:

La cimífuga (Actaea racemosa) es una planta de origen americano utilizada para desarreglos ginecológicos, mordeduras de serpiente, fiebres y reumatismo.

Ficha de la cimífuga

Nombre: Cimífuga

Nombre científico: Actaea racemosa

Parte utilizadas: Raíz y rizoma

Componentes principales: Derivados del ácido cinámico, cromona, isoflavonas, taninos, glucósidos triterpenos, ácido salicílico.

Acciones: Antiespasmódica, antiartrítica, antiinflamatoria, antirreumática, leve analgésica, relajante nerviosa, relaja los vasos sanguíneos, emenagoga, diurética, sedante, antitusiva, hipotensora, hipoglucémica.

Descripción: 

La cimífuga es una mata herbácea perenne erecta que forma arbustos de unos 60 cm de extensión. Cuando están completamente desplegadas, sus hojas elegantes y divididas basalmente alcanzan los 90 cm de ancho, por lo que la planta constituye un elemento decorativo del arbolado de los jardines. Sus fragantes flores, que florecen a finales de verano, son afelpadas y blancas, y en algunos casos se han descrito como parecidas a una escobilla para limpiar botellas.   

Localizada originalmente en Canadá y en la zona este de los Estados Unidos, la cimífuga era uno de los remedios favoritos de los nativos americanos. Se utiliza para una amplia variedad de desarreglos ginecológicos, mordeduras de serpiente, fiebres y reumatismo. Desde el siglo XIX se utiliza en Europa, donde se conoce como cimífuga racemosa. En algunos casos se ha observado que puede causar problemas hepáticos, por lo que está prohibida en algunos países. 

Cómo utilizar la planta Cimífuga

Puede tomarse de 20 a 40 gotas de tintura de la cimífuga 3 veces al día en un poco de agua para los períodos dolorosos. También se puede combinar con la misma cantidad de tintura de agripalma y tomar 3 veces al día para los sofocos, la sudoración nocturna o los trastornos emocionales asociados a la menopausia. Tomar 20 gotas 3 veces al día con la misma cantidad de valeriana en los tratamientos para la hipertensiónEn decocción, hervir 15 g de raíz de cimífuga en 900 ml de agua a fuego lento durante 15 minutos. Tomar 2 veces al día para el dolor reumático, el lumbago, las neuralgias faciales, la ciática o la tendinitis. Se comercializan tabletas o cápsulas de esta planta para los síntomas de la menopausia o los problemas reumáticos los cuales no es aconsejable tomar en una cantidad mayor a 40-80 mg diarios.

Hay también un jarabe que se puede combinar con azúcar o miel. Para su preparación, se combinan 300 ml de decocción de cimífuga con 225 g de azúcar o miel, se lleva a ebullición y se mantiene a fuego lento durante 5-10 minutos hasta obtener un jarabe que debe tomarse en dosis de 5 ml cada 2 o 3 horas. El jarabe puede utilizarse para curar la tosferina y la bronquitis.

Cómo cultivar la planta Cimífuga

La cimífuga se localiza en los bosques de América del Norte y en algunas zonas de Europa y prefiere suelos húmedos y fértiles en lugares con poca luz o media sombra. Para su cultivo, se plantan las semillas preparadas en un vivero para plantas y se trasplantan luego en receptáculos de 7 cm a principios de primavera. Se recolecta arrancando las raíces maduras en otoño.

Advertencia: Puede provocar problemas hepáticos. No conviene exceder las dosis recomendadas y, en caso de duda, consulta con tu médico de cabecera. No utilizar si se tienen antecedentes hepáticos y evitar tomarlo durante el embarazo.