Remedios naturales

Uva de oso, planta medicinal utilizada como antiséptico urinario

Uva de oso, planta medicinal utilizada como antiséptico urinario

Autor:

La uva del oso es una planta medicinal usada como antiséptico urinario. Nativa de los páramos de Europa, Asia y América del Norte, los frutos de esta planta son los favoritos de los osos, de ahí su nombre común, así como el latino. 

Su nombre botánico es Arctosaphylos uva-ursi, y los naturistas la tienen en gran consideración como antiséptico urinario, debido principalmente a su contenido en hidroquinona, que desinfecta muy bien las vías urinarias.

  • Partes utilizadas: hojas y bayas
  • Componentes principales: hidroquinona, ácido ursólico, ácido tánico, ácido gálico, glucósidos fenólicos, flavonoides, aceites volátiles, resina y tanino.
  • Acciones: Astringente, antibacteriana, antiséptica urinaria, posible diurética, hermostática y oxitócica.

Cómo utilizarla

  • Tintura. Tomar 40-80 gotas (2-4ml) 3 veces al día para problemas urinarios o leucorrea (secreciones vaginales blancas o amarillentas).
  • Infusión. Tomar una taza de infusión estándar de las hojas 3 veces diarias durante las ocasiones de cistitis, uretritis o escozor en la orina. Se suele combinar con grama o hierba lapa. Si los síntomas persisten o empeorar, hay que buscar consejo médico para evitar que se produzca algún daño en los riñones.
  • Tabletas. Se comercializan, a menudo combinadas con diente de león, para la retención de líquidos. Seguir las instrucciones del prospecto. 

Si quieres cultivarla en casa...

Cultivo: Planta de los páramos, prefiere un suelo húmedo, fértil, ácido en sombra parcial o moteada de luz, y supone una buena cobertura para la tierra en condiciones apropiadas. Requiere una tierra libre de cal. Plantar las semillas en un semillero en otoño y trasplantarla en cuanto el tamaño de los brotes permita manipularlos.

Localización: Se encuentra en los páramos. Se puede recolectar las hojas en verano. Las bayas son comestibles y pueden recolectarse en otoño para hacer mermeladas y confituras. 

Recolección: las hojas se recolectan en primavera o verano y las bayas en otoño. 

Advertencia: Evitar la uva del oso durante el embarazo, la lactancia o si se padecen problemas de riñon. No debe tomarse durante más de 10 días seguidos sin prescripción facultativa. Las dosis elevadas pueden provocar náuseas y vómitos.